lunes, 25 de mayo de 2015

Mad Max: Furia En El Camino (2015)

Atormentado por los recuerdos de su pasado, Max se dedica a viajar por la carretera con el único objetivo de sobrevivir. Por otra parte, Furiosa, una Emperatriz de élite, se desvía del camino a Ciudad Gasolina para fugarse con las esposas del Inmortal Joe, el tirano que dirige la Ciudadela. Involucrados por una situación casual, Max y Furiosa terminan huyendo por el desierto mientras son perseguidos por los cientos de rebeldes que Inmortal Joe envía tras de ellos para asesinarlos y recuperar a sus esposas.

36 años después del inicio de la que sería una de las sagas de acción más emblemáticas de los años 80 y a 30 años de su tercera y última entrega, George Miller decidió tomar la arriesgada decisión de revivir su franquicia en este 2015 y a través de esta cuarta parte.

Ya sin Mel Gibson y con Tom Hardy como el nuevo Max, la película se estrenaba con una mezcla de expectativa y miedo por parte de los fanáticos de la saga y por el público en general, intrigados por ver cómo había quedado esta nueva entrega.
Calmando todos y cada uno de los temores y superando incluso las previsiones más optimistas, "Mad Max: Fury Road" no sólo honra a la saga a la que pertenece, sino que también consigue desarrollar una entidad propia y convertirse en una de las películas de acción más espectaculares de los últimos tiempos.

Ambientada en el mismo desquiciado mundo postapocalíptico de las anteriores, donde los sobrevivientes son unos dementes que se matan entre sí por la gasolina, George Miller amplia ese universo explotando al máximo dicha locura y brindando un auténtico y adrenalínico espectáculo repleto de violencia.
Es así como desde esa mini-presentación donde Max entra en escena, que la película -literalmente- no te da un segundo de respiro y mantiene una constante euforia hasta el final.

Y repitiendo un esquema similar a esa apoteósica media hora final de "Mad Max 2", "Fury Road" es una persecución de dos horas que alcanza reiteradamente momentos de proporciones épicas.
Esto es gracias a la acertada decisión de su director de apostar por rodar la mayoría de las secuencias utilizando el método tradicional y casi sin CGI, lo que garantiza una sensación de credibilidad que ya no se ve en el cine.

Gracias a esto, tenemos escenas inolvidables como la intrusión dentro de la tormenta de arena, todas y cada una de las peleas arriba del camión o ese brillante clímax donde se produce el brutal desenlace.
Dejado en claro que estamos ante una película visualmente perfecta y con una fotografía impecable, hay que hablar acerca del guión al que muchos tildaron de simplista, cosa que es cierta ya que estamos básicamente ante una persecución de dos horas, pero lo que no es cierto que por tener un argumento simplista no se logre contar una historia con la que el espectador pueda involucrarse.

Esto último se logra gracias a unos personajes perfectamente diseñados: el Max que construye Tom Hardy, pese a casi no tener diálogos y no lograr eclipsar el recuerdo de Mel Gibson, es un implacable guerrero del camino que se luce peleando y cuyo motivo de vida (la venganza) a causa de su traumático pasado, lo convierte en un antihéroe que tiene todo para liderar una nueva saga.
Pero quien realmente se roba la película -incluso superando a Max en protagonismo- es Furiosa, la valiente Emperadora interpretada por una Charlize Theron soberbia, es quien lleva la historia adelante y quien probablemente quedará inmortalizada como uno de los mejores personajes femeninos vistos en una producción de este estilo.

Tampoco podemos olvidar al sádico villano, el Inmortal Joe, y a ese ejército de desquiciados War Boys que manda tras Furiosa y sus esposas, donde es imposible no destacar a ese guitarrista que es de lo más bizarramente genial que se haya visto últimamente.
Independientemente de que es probable que no sea una de las películas más taquilleras del año (más allá del éxito que sí está teniendo), "Mad Max: Fury Road" es la mejor superproducción que este 2015 nos ha brindado, dejando en ridículo a cualquier film de superhéroes o cualquier otro taquillazo, y consolidándose como una de las mejores películas de acción de los últimos tiempos.

10/10

domingo, 24 de mayo de 2015

The Human Centipede 3 (2015)

Bill Boss, un corrupto director de prisión, busca desesperadamente una solución para reducir los costos económicos antes de perder su trabajo. Cuando su contador personal le propone una enfermiza idea que vio en las películas de "The Human Centipede", Boss acepta decidido a crear un ciempiés constituido por 500 prisioneros.

Alcanzando un estatus de culto que la convirtió en una de las sagas de terror más célebres de los últimos tiempos, la franquicia dirigida por Tom Six llega a su fin con esta tercera entrega.
Vendida con un argumento prometedor y en base a las declaraciones de su director que aseguraba iba a dejar a la enfermiza segunda parte como una película de Disney, "The Human Centipede 3" tenía todo para poner el punto final con un violento y desagradable espectáculo de proporciones épicas.

Lamentablemente y lejos de lograrlo, esta tercera entrega es víctima de las absurdas pretensiones de su director, que deja de lado la siniestra ida del ciempiés humano, y brinda una especie de comedia con algunas escenas grotescas que parece una parodia mala de sus predecesoras.
Retornando a la franquicia que les dio fama mundial pero con nuevos personajes, Dieter Laser y Laurence R. Harvey dan vida al director de la prisión y a su contador respectivamente, el primero arruinando el gran papel que hizo en la primera al construir un irritante desquiciado que se la pasa gritando (y sobreactuando), y el segundo agregando los detalles humorísticos apenas efectivos.

Intentando rescatar algo, tenemos un par de secuencias que evocan el enfermizo toque de la saga (la castración, la "violación mortal"), pero que no son suficientes para disimular el hecho del poco espacio que se le da a lo que todos queremos ver y apenas tiene un par de minutos en pantalla: el ciempiés humano de 500 presos.
Sin mucho más para agregar, "The Human Centipede 3" es un decepcionante cierre para una de las sagas más enfermizas alguna vez hechas, que lamentablemente acaba convirtiéndose en una parodia mala de sí misma.

4.5/10

sábado, 23 de mayo de 2015

Las Crónicas Del Miedo 2 (2013)

En búsqueda de un estudiante desaparecido, dos detectives privados ingresan a la casa de este mismo para buscar pistas sobre su paradero. Una vez dentro, se encuentran con varias cintas VHS y deciden reproducirlas pensando que podrían ayudarlos con la búsqueda, sin embargo, los videos esconden atrocidades con las cuales jamás pensaron encontrarse.

Gracias a la más que positiva repercusión lograda por la primera parte de esta nueva antología de historias de terror, tan sólo un año más tarde la secuela de "V/H/S" se hizo realidad.

Obteniendo un resultado similar al de la anterior e incluso levemente superior, "V/H/S 2" nos presenta cinco nuevos relatos de horror plasmados por directores especialistas dentro del género.
Tape 49: iniciando y finalizando la película, esta es la historia que sirve como nexo a través de los investigadores que descubren los videos. Floja y poco inspirada en términos generales, al menos se pueden rescatar que conecta adecuadamente las demás y se desarrolla en una habitación donde se llega a sentir la opresión. 5.0/10

Clinical Trials: toda antología tiene que tener su punto más bajo y el de "V/H/S 2" es justamente este, prometedor en un comienzo, el argumento se diluye por culpa de un protagonista que parece que además del implante del ojo sufrió una lobotomía por las estupideces que comete. A favor, hay algunos sustos logrados. 4.5/10
A Ride In The Park: la tercera y a mi gusto la mejor, es una típica historia de zombies que tiene todo lo que tiene que tener: zombies feroces, muertes sangrientas, un poco de humor negro y una excelente utilización de las cámaras que la hacen lo más realista posible. 7.8/10

Safe Heaven: ingresando dentro de una secta liderada por una desquiciado (como todas), estamos ante el episodio más destacado y mejor armado del film. Independientemente de ciertas fallas, es valorable el hecho de que se aborde un tema tan controvertido desatando una brutal espiral de violencia que culmina con un final macabramente bizarro. 7.5/10
Alien Abduction Slumber Party: para finalizar, no podía faltar la historia de extraterrestres que resulta tan previsible como se puede esperar, pero tiene un gran mérito que la consolida y ese es la constante tensión que logra transmitir hasta el final. 7.0/10

Haciendo un balance de los cinco capítulos, "V/H/S 2" termina inclinándose para el lado correcto ya que tiene más aciertos que defectos, y pese a que no llega a explotar todo el potencial que podría haber explotado, resulta (muy) levemente superior a su antecesora.

6.4/10

viernes, 22 de mayo de 2015

Mad Max 3: Más Allá De La Cúpula Del Trueno (1985)

Continuando su travesía pasado el holocausto nuclear, Max sigue viajando por el desierto hasta que su transporte es robado. Decidido a recuperar su vehículo, Max hace un trato con la líder de Truequelandia para recuperarlo a cambio de vencer a un inteligente enano que fabrica gas metano y a su bestial protector, el Destructor.

Tercera entrega de la saga "Mad Max", dirigida nuevamente por George Miller y protagonizada (por última vez) por Mel Gibson.

Dejando de lado la adrenalina que destilaba la segunda parte, esta secuela opta por reforzar aspectos apenas tocados anteriormente como el humor y la aventura.
Centrarse en esos aspectos es lo que hace que justamente sea la peor película de la franquicia, cosa que no es lo mismo que decir que sea mala, ya que lejos está de serlo.

Además, hay un par de secuencias muy bien rodadas donde la locura se desata (la lucha dentro de la Cúpula del Trueno y la persecución final), todas acompañadas por un soundtrack adecuado que se complementa con la fantástica canción de Tina Turner (quien también compone a la extravagante ¿villana? del film).
Inferior a sus predecesoras pero más que entretenida en líneas generales, "Mad Max: Beyond Thunderdome" es un aceptable (aunque no memorable) final a la saga liderada por Mel Gibson que siempre será una de las más emblemáticas de los años 80.

6.2/10

jueves, 21 de mayo de 2015

Lucy (2014)

Cuando una bolsa de drogas se rompe en el vientre de Lucy, una mujer obligada a ejercer de mula, extraños poderes comienzan a surgir dentro de ella. Perseguida por una banda de mafiosos que quieren acabarla, Lucy se convierte en una implacable máquina de matar dispuesta a terminar con todo el que quiera hacerle daño, mientras tanto, los narcóticos continúan potenciando su cerebro llevándolo a una capacidad nunca antes alcanzada.

Devolviendo a Luc Besson a las grandes ligas y terminando de consolidar a Scarlett Johansson como una de las actrices más taquilleras de la actualidad, "Lucy" es una curiosa película de ciencia ficción llena de virtudes pero también de defectos.

Construida en base a una mezcla de ambos aciertos/errores, tenemos una historia que por momentos resulta fascinante y alcanza diferentes clases de éxtasis (que no duran mucho pero son plenos), así como también ingresa en un terreno absurdo casi surrealista donde pasan todo tipo de cosas que le restan coherencia (si es que la llega a tener) a lo que se quiere contar.
Dentro de una historia caótica (tanto para bien como para mal), tenemos a una convincente Scarlett Johansson como esta particular heroína construida gracias a un cóctel de drogas, y que se luce en las secuencias de acción donde se nota que la nota más cómoda.

Dejando de lado la acción y entrando en el terreno de la ciencia ficción, es acá donde las incoherencias pesan más y un tema atrapante como la utilización de la capacidad cerebral en su más alto nivel, queda relegado a una interpretación muy personal de Luc Besson que desemboca en un final que sólo a él se le podría haber ocurrido.
Colocando en una balanza las cosas buenas y las cosas malas que "Lucy" tiene, la inclinación afortunadamente termina siendo hacia el lado positivo ya que es un más que digno entretenimiento que se disfruta tanto como debería, incluso a pesar de los tantos hoyos argumentales e inconsistencias varias que irritará a quienes busquen una historia de ciencia ficción leal consigo misma.

7.4/10

miércoles, 20 de mayo de 2015

Howard The Duck (1986)

Proveniente de un lejano planeta y a causa de un error de laboratorio, Howard, un irreverente pato, llega a la Tierra. Luego de un incidente callejero, Howard se encuentra con Beverly, una joven rockera que le da asilo en su casa. Pero cuando el Dr. Jenin intenta devolver al pato a su planeta, accidentalmente termina transformándose en un malvado Señor de las Tinieblas que amenaza con destruir el mundo, y al que sólo Howard podrá enfrentar.

Teniendo 15 segundos de gloria gracias a la mini-resurrección que tuvo en la escena post-créditos de "Guardians Of The Galaxy", Howard The Duck, ese irreverente pato creado por Marvel Comics, dio el salto a la gran pantalla mucho tiempo atrás teniendo su propia película.

Consolidada como un gran fracaso económico y vapuleada por la crítica que la calificó como una de las peores entregas de superhéroes de la historia, "Howard The Duck" es claramente una mala película, muy mala si vamos al caso, pero ni de cerca es una de las peores e incluso es absurdamente entretenida.
Perdiendo toda seriedad desde que vemos a su protagonista, la historia se construye en base a la odisea que Howard vive al llegar accidentalmente a la Tierra, donde conoce a una rockera de la que se enamora y luego debe enfrentarse a un malvado enemigo.

Con unos efectos especiales dignos de una producción de serie B (pese a costar 35 millones de dólares), al menos el pato se ve relativamente realista (considerando lo que es), hay un par de secuencias bien rodadas y el humor funciona en dosis justas.
Muy lejos de ser la inmirable obra que muchas la acusan de ser, "Howard The Duck" es una película entretenida y a la altura del superhéroe que presenta, que seguramente le encantará descubrir a todo aquel que disfrutó con ese mini-regreso del pato al final de los créditos de "Guardians Od The Galaxy".

6.3/10

martes, 19 de mayo de 2015

Poltergeist: Juegos Diabólicos (2015)

Atravesando una situación económica inestable, la familia Bowen se muda a una nueva casa buscando mejorar las cosas. Pero cuando Madison, la pequeña hija del matrimonio, comienza a hablar con los espíritus que habitan en el lugar, la vida de los Bowen se transformará en un infierno a causa de estos seres sobrenaturales que quieren llevarse a Madison.

Calificada como una de las películas de fantasmas más populares de todos los tiempos, "Poltergeist" fue una de las referentes del género de terror de los años 80, convirtiéndose en una trilogía y trascendiendo la barrera del tiempo al ser conocida por su "maldición" que incluye la muerte de varios de sus protagonistas.
A 33 años del estreno de la original y sumándose a la fiebre de remakes hollywoodenses, la nueva versión del clásico dirigido por Tobe Hooper (¿o Steven Spielberg?) finalmente es una realidad.

Apostando más por el terror (edulcorado con un humor que nunca se pierde) y sosteniéndose en sus sólidos efectos especiales, este remake deja en un plano muy secundario la fantasía de la otra dimensión que caracterizaba a la obra original al igual que la importancia de sus personajes que acá pasan a ser casi intrascendentes.
Esto último es un enorme error ya que si hay algo que se destacaba en "Poltergeist" eran sus inolvidables personajes y la determinación que desarrollaban para enfrentarse a los terribles espíritus que habitaban en esa casa. Dentro de este apartado, hay cosas perdonables como el cambio de nombre de la pequeña (de ser Carol Anne ahora es Madison) y de los demás familiares, y una absolutamente imperdonable que se produce al cambiar a Tangina, la extravagante médium que aparecía en la trilogía, por un cazafantasmas estereotipado con escaso carisma.

Dejando de lado estos erróneos cambios argumentales, no todo es tan malo y hay secuencias muy bien construidas donde los poltergeist se manifiestan aterrorizando a los Bowen, y aunque se abusa de los efectos sonoros al máximo, dichas escenas consiguen generar cierta tensión.
Cumpliendo con reversionar una de las películas de fantasmas más famosas del cine pero perdiendo en todas y cada una de las comparaciones con esta misma, "Poltergeist" es un remake que tiene todo lo que una película de fantasmas necesita tener (tanto para bien como para mal), aunque lamentablemente no consigue diferenciarse de muchas de ellas actuales y mucho menos superar al film del que procede ni a sus secuelas.

6.0/10

Taquilla De Estados Unidos: Las Chicas De "Ritmo Perfecto 2" Vencen A Los Guerreros De "Mad Max"

Abalada por su primera parte que fue uno de los éxitos más inesperados del 2012 y un auténtico furor en el mercado doméstico, "Ritmo Perfecto 2" llegaba de cara a convertirse en otro pequeño suceso, sin embargo y derribando incluso las expectativas más optimistas, arrasó en sus primeros tres días logrando 70.3 millones.

A 36 años del inicio de la saga y de la mano de su creador George Miller, "Mad Max: Furia En El Camino" debutó en segundo lugar con 44.4 millones, un número prometedor considerando su clasificación R y que puede mantenerse teniendo en cuenta las excelsas críticas que el film recibió y que la califican como una de las mejores películas de acción de los últimos tiempos.

Al tercer puesto cayeron "Vengadores 2: La era De Ultrón" con 38.8 millones y 372 millones que la consagran como la más taquillera del 2015 en USA.

La comedia "Hot Persuit" se derrumbó hasta el cuarto lugar con 5.8 millones, y acumula 23.5 millones.

El top 5 lo cerró "Héroe Del Centro Comercial 2" con 3.6 millones, y un total de 62.9 millones.

lunes, 18 de mayo de 2015

Mad Max 2: El Guerrero De La Carretera (1981)

Pasado el holocausto nuclear, la gasolina se ha transformado en el recurso más preciado y abundan los delincuentes dispuestos a hacer lo que sea para conseguirla. Buscando conseguir gasolina pero de una manera más pacífica, Max llega a una comuna que alberga una importante reserva del recurso y hace un acuerdo con ellos para ayudarlos a enfrentarse a los salvajes que quieren asaltarlos a cambio de suficiente gasolina para continuar su camino.

Apoyado en el inesperado éxito que obtuvo "Mad Max", el combo George Miller/Mel Gibson regresó detrás y delante de las cámaras respectivamente, para esta secuela superior en varios sentidos de la palabra.

Continuando la lucha de Max en este desquiciado futuro post-nuclear ya sin su familia y con un fiel perro en su lugar, la historia no tarda mucho en arrancar y nos presenta a los dos bandos que veríamos enfrentarse en ese apoteósico final.
Con más medios económicos disponibles, Miller mejora notablemente los aspectos técnicos, garantizando más persecuciones automovilísticas y peleas a muerte entre quienes protegen la gasolina y quienes quieren robársela.

Batalla que desemboca en una intensa persecución por la carretera que es una secuencia digna del mejor cine de acción, y donde Mel Gibson demuestra por qué fue uno de los iconos del género de los 80.
Teniendo apenas unos detalles perjudiciales y pese a que tampoco es una obra maestra del cine de acción, "Mad Max 2: The Road Warrior" es una adrenalínica secuela que incluso consigue superar a su predecesora.

7.6/10

domingo, 17 de mayo de 2015

El Hombre Elefante (1980)

Fines del siglo XIX. Frederick Travers, un respetado doctor, descubre en el circo a John Merrick, un hombre extremadamente deformado que es la atracción principal del lugar. Acostumbrado a una vida de humillaciones y explotación laboral, John creer haber encontrado una esperanza cuando Travers lo lleva a su hospital y aloja en una habitación separada del resto, para estudiar su excepcional caso más en profundidad.

Monstruo, aborto de la naturaleza, abominación, castigo de Dios. Los términos para referirse a las personas con discapacidades y deformaciones físicas conocidas popularmente como "freaks", varían y cada uno representa una dolorosa agresión verbal para quien suele recibirlo.

Pero lejos de poder identificárselos con esta clase de etiquetas, estas personas que lamentablemente llevan una vida marcada por el sufrimiento, son una clara muestra y dejan en evidencia que los monstruos no se definen por tener una apariencia deformada, los monstruos se definen por los actos que cometen y es ahí, en el preciso instante donde se desata una agresión contra un "freak", que queda en claro quién debe ser llamado aborto de la naturaleza.
Creando una de las muestras más humanitariamente bellas y a su vez desgarradoras que el cine ha dado, David Lynch abandonó momentáneamente su particular estilo para dirigir esta indispensable obra llamada "The Elephant Man".

Narrando la historia real de Joseph Merrick (acá conocido como John), un hombre con prominentes deformaciones físicas que le valieron el título de "Hombre Elefante", la película nos muestra cómo -luego de una vida de humillaciones y maltratos verbales- finalmente conoce a alguien que lo trata como lo que es, un ser humano.
Anthony Hopkins interpreta con maestría a Frederick Travers, el doctor que ayudó a Joseph y logró acercarlo a la felicidad que nunca pensaba experimentar. Por el otro lado, John Hurt está a su altura poniéndose (literalmente) en la piel de Merrick, logrando transmitir la fragilidad, bondad y cortesía que lo caracterizaban.

Plasmando tanto el calvario como ese breve pero feliz periodo que Joseph atravesó en sus últimos años, el film logra construir momentos que conmueven hasta las lágrimas: el primer encuentro entre la esposa del doctor y el "Hombre Elefante", la relación con la actriz que lo visita o esa desgarradora secuencia en la estación de tren donde se ilustra la intolerancia y crueldad de los demás, culminando con el grito de John que únicamente quiere que lo traten como lo que se siente, un hombre.
Totalmente indispensable tanto para quien quiera ver una obra maestra del séptimo arte como para quien quiera conocer la historia de ese maravilloso ser humano que fue Joseph Merrick, "The Elephant Man" es una película necesaria de ver, de sentir y -sobre todo- de reflexionar con ella para plantearse cuál es la verdadera definición de monstruo y cuál es la de ser humano.

9.4/10

sábado, 16 de mayo de 2015

Terminator 2: El Juicio Final (1991)

Sarah Connor ha sido recluida en un hospital psiquiátrico, mientras que su hijo John vive con dos padres sustitutos en los suburbios. Cuando un androide mejorado, el T-1000, es enviado al pasado para asesinarlo, John encontrará en el T-800 a su mayor aliado y junto con su madre, iniciarán una carrera contra el tiempo para evitar el juicio final.

Siete años después de dirigir una de las obras de acción/ciencia ficción más emblemáticas de los años 80 y apoyado en el estatus de culto que dicho film logró, James Cameron se puso nuevamente tras las cámaras para realizar "Terminator 2: Judgmen Day".
Y el resultado no podría haber sido mejor, además de superar abismalmente la taquilla de la anterior logrando recaudar 519.8 millones de dólares a nivel mundial, cosechó críticas extraordinarias que la situaban (y la continúan situando) como una de las mejores películas del género.

Pese a tener casi 25 años encima, vista hoy en día "Terminator 2" sigue siendo una pieza redonda, con unos efectos especiales revolucionarios que hoy mantienen dicha espectacularidad pese al avance de la tecnología.
Continuando la historia de la anterior pero agregando ciertos cambios fundamentales, el film nos trae a los dos personajes que conocimos en la anterior, Sarah Connor y el T-800, con el agregado de que ahora un John Connor de 10 años se convierte en una pieza indispensable y el androide interpretado por Arnold Schwarzenegger es modificado para pasarse al bando de los buenos.

Esa es la partida de una adrenalínica película que nos regala persecuciones automovilísticas deslumbrantes, decenas de explosiones visualmente impactantes y vibrantes enfrentamientos entre los dos Terminators que desembocan en un final anti-hollywoodense que sólo James Cameron pudo haber hecho.
Convertida en una de las máximas referentes del cine de acción/ciencia ficción incluso más pronunciadamente que su predecesora, "Terminator 2" es una obra maestra a la que no le pasa el tiempo y que siempre será una referente inoxidable de cómo hacer una superproducción espectacular, disfrutable pero también inteligente.

9.0/10

viernes, 15 de mayo de 2015

Atracción Diabólica (1988)

Alan Mann, un prometedor estudiante de derecho, sufre un accidente que lo deja totalmente paralizado. Abandonado por su novia y cuidado por una antipática enfermera que contrató su madre, Alan encuentra consuelo en una mona que le trae su mejor amigo para que lo ayude. A medida que pasa el tiempo, la relación entre ambos se va haciendo cada vez más fuerte, al punto de que la mona se pone celosa de las personas que visitan a Alan y está dispuesta a hacer lo que sea necesario para que nadie la aparte de él.

Dejando de lado los zombies que lo convirtieron en uno de los maestros del cine de terror, en 1988 George A. Romero se puso tras las cámaras para dirigir esta pequeña joyita titulada "Monkey Shines".

Abordando las nefastas consecuencias en las que puede desembocar la experimentación con animales, este hecho se plasma a través de esa simpática -y totalmente peligrosa- mona de nombre Ella, y de la relación enfermiza que llega a desarrollar con su dueño, un hombre cuyo cuerpo ha quedado paralizado a causa de un trágico accidente.
Convertida en las manos de su dueño, Ella no sólo se encarga de cuidarlo, sino también de acabar con las personas que suponen una molestia para él, tranformándose en una peligrosa amenaza de la cual no será sencillo librarse.

Explotando al máximo la figura de la primate, Romero consigue narrar una historia atrapante, plasmando la desesperación (en todo el sentido de la palabra) que el discapacitado siente y cerrándola con un sádico desenlace digno de cualquiera de sus películas de zombies.
Por todos estos motivos, "Monkey Shines" se convierte en una fantástica propuesta del cine de terror ochentero, consolidándose de la mano de esa diabólica mona a la que nadie quisiera tener ayudándolo en su casa.

8.6/10

jueves, 14 de mayo de 2015

Vengadores: La Era De Ultrón (2015)

Cuando una investigación llevada a cabo por Tony Stark y Bruce Banner termina saliéndose de control, producto de ella nace Ultrón, una inteligencia artificial que pretende cambiar el mundo. Reuniéndose nuevamente para enfrentar a este peligroso enemigo, Iron Man, Hulk, Thor, Viuda Negra, Capitán América y Ojo de Halcón volverán a implementar la alianza Vengadores.

Tres años después de esa impresionante reunión de varios de los superhéroes más emblemáticos de Marvel Comics que consiguieron arrasar con las taquillas de todo el mundo, "Avengers: Age Of Ultron" se estrenó en este 2015 con tanta o más expectativas que su predecesora.

Cubriendo todas las previsiones en cuanto a la taquilla donde arrasó como era de esperarse, queda juzgar a esta segunda parte por su desempeño artístico y es ahí donde los superhéroes de Marvel obtienen un resultado inferior al imaginado.
Esto no quiere decir que "Age Of Ultron" sea una película mala ni de cerca, todo lo contrario, de hecho estamos ante una impresionante superproducción con efectos especiales inmejorables y una constante dosis de entretenimiento.

El problema es que teniendo a esa épica primera reunión presente y no pudiendo olvidar tampoco lo alto que llegó uno de ellos (Capitán América) en su última aventura por separado, este film -inesperadamente- es una especie de retroceso/estancamiento para Marvel Comics.
¿Cuáles son los motivos por lo que ocurre esto? Primordialmente, la pérdida del factor novedoso: ya no se genera esa emoción que sí se lograba en la anterior al ver a tantos iconos del cómic peleando juntos.

Segundo e incluso más perjudicial que lo previamente aludido: la falta de riesgos por parte de sus realizadores, que no es lo mismo que decir por parte de su director, ya que se nota que Josh Whedon intentó dotar de oscuridad a la historia pero fue limitado por Marvel/Disney que siempre prioriza la llegada a un público amplio.
Aclarados los dos principales motivos por los cuales "Age Of Ultron" se queda a la sombra de "The Avengers", hay una variada cantidad de virtudes que el film tiene y que lo hace más que recomendable de ver en la gran pantalla.

Sacando el máximo provecho de sus protagonistas, Whedon consigue nuevamente mostrar lo mejor de estos superhéroes: el carisma de Iron Man, el liderazgo del Capitán América, el martillo de Thor, la astucia de la Viuda Negra y sobre todo la arrebatadora furia de Hulk que brinda una increíble secuencia peleando contra Hulkbuster. En un plano secundario queda Ojo de Halcón, al que se le intentó dar más espacio, pero no consigue imponerse al resultar un personaje plano que sólo se luce cuando lanza sus flechas.
Párrafo aparte merecen los nuevos personajes: por el lado de las incorporaciones, la Bruja Escarlata resulta la más favorecida gracias al papel fundamental que juega y a sus más que atractivos poderes; contrariamente, Quicksilver no tiene mucho que ofrecer más que su velocidad.

Volviendo a los aciertos, La Visión es el nuevo héroe que menos tiempo aparece pero sus apariciones rozan lo memorable, mientras que Ultrón es un villano que no desborda carisma como Loki ni supone una amenaza trascendental, pero al menos cumple con preparar el terreno para la totalmente épica batalla final a la que se enfrentan Los Vengadores contra sus cientos de robots.
Haciendo un balance general de las cosas buenas y malas que esta secuela tiene, podemos decir que "Avengers: Age Of Ultron" es una impresionante superproducción que (desde lo visual y desde el entretenimiento) no defraudará a nadie que la vea en la gran pantalla, pero desde lo argumental se queda estancada, retrocede varios pasos en cuanto a sus ambiciones y se queda bajo la sombra de "The Avengers" a la cual no consigue superar en ningún aspecto.

7.4/10