miércoles, 23 de noviembre de 2016

La Chica Del Tren (2016)

Devastada por su divorcio, Rachel toma el tren todos los días para ir a su trabajo, encontrando su único momento de recreación en las fantasías que imagina al mirar por la ventana la casa de una pareja aparentemente perfecta. Todo cambia cuando una mañana Rachel es testigo de un inesperado suceso en la casa, llevándola a involucrarse en un misterio del cual ya no es ajena.

Convirtiéndose en uno de los libros más vendidos desde su publicación en 2015, "The Girl On The Train" se transformó rápidamente en un suceso literario.
Teniendo en cuenta la cantidad de copias vendidas en todo el mundo, Hollywood no iba a tardar mucho en adaptarla a la gran pantalla y apenas un año más tarde la película ya es una realidad.

Mezclando tan atractivos elementos como la infidelidad, la obsesión, el alcoholismo y un asesinato, la historia resulta atrapante desde el comienzo y mantiene una constante intriga que dura hasta el final.
Encargándose de llevar adelante los hechos, Emily Blunt interpreta con solidez un personaje tan patético y a su vez humano como Rachel, una mujer alcohólica devastada por su divorcio, cuya vida es inexistente y encuentra su única pasión en observar desde el tren la vida -supuestamente- perfecta de una pareja.

Acompañándola desde un punto protagónico menor pero igual de importante, el resto de los actores no desentona y aportan componentes fundamentales para enriquecer la historia, destacándose Haley Bennett en la piel de la -no menos- inestable Megan.
Tal vez hay ocasiones donde el tono de telefilm se acentúa demasiado, probablemente a muchos les desagrade ese sangriento giro final que -en mi opinión- cierra con la brutalidad necesaria el conflicto principal, no obstante y por más criticada que pueda ser, es innegable que "The Girl On The Train" es uno de los thrillers más destacados que se estrenaron en este 2016.

8.8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada