sábado, 18 de febrero de 2012

Iron Doors (2011)

Un hombre se despierta en el piso de una habitación de lo que parece ser una especie de búnker con un gran puerta de hierro imposible de abrir. En completa soledad y con la amenaza de morir por deshidratación, el hombre deberá buscar una manera para salir de ahí o resignarse a morir.

"Iron Doors" es un interesante thriller proveniente de Alemania, con un argumento similar al de la saga de "El Juego Del Miedo", pero con un desarrollo totalmente distinto que se vuelca hacia lo psicológico.

Y aunque la idea no presente mucha originalidad, la manera psicológicamente perturbadora con la que la película se desarrolla en sus primeros minutos es excelente, volviendo a la situación muy creíble y por momentos bastante incómoda.
Además, que el protagonista actúe de una manera coherente, concentrándose en buscar maneras alternativas para sobrevivir y tratar de salir del lugar, contribuye mucho para afianzar la credibilidad que la historia logra.

Si la película hubiera durado solamente 55 minutos, indudablemente la valoración hubiera sido muy alta por que hasta ese momento el director logra crear un thriller psicológico más que destacable.
Lamentablemente, "Iron Doors" tiene casi 20 minutos de más donde la tan lograda credibilidad que se lograba se termina yendo a cualquier lado, y las situaciones incoherentes e innecesarias se empiezan a suceder una tras otra, para terminar con un final surrealista que trata de ser original y sólo consigue ser ridículo.

6.6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada