miércoles, 5 de septiembre de 2012

Tenemos Que Hablar De Kevin (2011)

Eva, una exitosa autora de guías de viaje felizmente casada con un fotógrafo que trabaja en publicidad, decide tener con 40 años a su primer hijo, Kevin. Desde sus primeros años, la relación entre madre e hijo es complicada y está llena de tensas discusiones que van aumentando a medida que pasa el tiempo. El día que cumple 16 años, Kevin comete un terrible crimen que modificará la vida de muchas personas.

"We Need To Talk About Kevin" es uno de los dramas psicológicos más perturbadores que se han hecho en los últimos años, y una de esas películas que -al terminar de verla- hay escenas que se te quedan grabadas en la mente por un largo rato.

Contada de una forma bastante complicada que te obliga a no perderte ni un minuto para entenderla por completo, la historia nos muestra con una notable profundidad la compleja relación entre una madre y su hijo, año tras año vemos cómo el vínculo entre Eva y Kevin se va degradando pasando constantemente del amor auténtico al odio más intenso.
Incluso desde que Kevin tiene 4 años, los momentos que comparte con Eva están cargados de una notable tensión, que está tan bien explotada que hace que hasta las situaciones cotidianas que madre e hijo comparten se vuelvan incómodas.

Pero más allá de ilustrar una traumática relación familiar, la película nos lleva a un perturbador viaje hacia cómo se forja la mente de un psicópata, los motivos que lo llevan a ser así y cómo se va preparando para cometer una terrible masacre.
También, al estar contada siempre desde el punto de vista de Eva, vemos la forma en la que esa madre va sintiendo las embestidas emocionales de su hijo y que a pesar de estar destruida en vida, trata de sobreponerse a las peores cosas.

Gran parte de la efectividad de esta producción se debe a sus dos protagonistas: Tilda Swinton realiza una interpretación soberbia y tantos sus expresiones como sus diálogos son totalmente creíbles y sentidos. Del otro lado y aunque no sea tan conocido, Ezra Miller está casi a su altura en la piel del escalofriante Kevin.
"We Need To Talk About Kevin" es uno de los dramas psicológicos más logrados de los últimos años, que logra contar una historia perturbadora e incómoda que te deja impactado una vez que terminás de verla.

9.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada