sábado, 3 de octubre de 2015

Gorgo (1961)

Cuando las placas del mar se mueven a causa de una erupción volcánica, un monstruo de 20 metros emerge en una isla cercana a Irlanda. Capturado por unos marineros, el monstruo es trasladado a Gran Bretaña y vendido como una atracción. Sin embargo, la verdadera amenaza emerge cuando su madre decide recuperarlo y arrasar con todo a su paso para lograrlo.

Queriendo demostrar que Japón y Estados Unidos no eran los únicos países que podían hacer películas de monstruos, Inglaterra realizó a comienzos de los años 60 esta aceptable producción llamada "Gorgo".
Construida de una mezcla de "King Kong" y "Godzilla", estamos ante un film visualmente aceptable (considerando su año de realización), que cumple con lo básico de una historia de monstruos.

Pese a que su nombre no tiene sentido ya que nada tiene que ver con el mito griego, Gorgo es un monstruo más que respetable, destruye ciudades y no tiene nada que envidiarle a otros kaiju, además, sirve para hacer más llevaderos los tantos errores técnicos y las varias lagunas del guión.
Recomendada para todo aquel que le gusten las películas de monstruos viejas, "Gorgo" es una correcta producción que -incluso con sus fallas- contiene todo lo que uno puede esperarse de ella.

5.7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada