lunes, 26 de enero de 2015

Prom Night (1980)

Una niña muere accidentalmente luego de caer al vacío en un juego con sus compañeros de escuela, quienes deciden no decir nada al respecto por miedo a lo que pueda sucederles. Años más tarde, horas antes de la noche de graduación de ellos, un individuo que vio lo que ocurrió comienza a llamarlos, preparándose para asesinarlos y teñir de sangre la noche más esperada por todo adolescente.

En plena fiebre de slashers ochenteros y aprovechando la inmensa popularidad de su protagonista post "Halloween", "Prom Night" es un slasher previsible y trillado que si hoy en día es recordado, es únicamente gracias a Jamie Lee Curtis.

Totalmente distinta a la remake de 2008 que curiosamente cometió los mismos errores que ella, "Prom Night" desaprovecha el potencial de una historia novedosa (en esa época) y peca de ser estúpidamente adolescente como sus odiosos personajes.
Tras una larga primera mitad donde el terror brilla por su ausencia, por suerte, previo al clímax final, el asesino finalmente hace su aparición y al menos asesina a un par de esos inexpresivos actores, regalándonos también una tensionante persecución que se alza como la mejor escena del film .

Sobrevalorada simplemente por tener a una de las scream queens más estigmáticas del cine de terror (que justamente es la única que hace un trabajo decente), "Prom Night" es un slasher irregular con escasas virtudes, que es fácilmente superado por decenas de producciones similares de ese tiempo.

5.4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada