viernes, 9 de marzo de 2018

Thor: Ragnarok (2017)

Prisionero en otro planeta y con su martillo destruido, Thor debe escapar para regresar a Asgard y detener el Ragnarok que está cada vez más cercano. Mientras pelea contra otros gladiadores, Hela, la Diosa de la Muerte, controla Asgard llevándolo a una destrucción que sólo Thor puede evitar.

Con "Civil War" dejando a la saga del Capitán América en lo más alto, el Dios del Trueno tenía la complicada misión de conseguir una tercera entrega que causa al menos la mitad de la repercusión que la de su compañero.
No es de extrañar entonces que se haya contratado a Taika Waititi, director de la hilarante "What We Do in the Shadows", quien llegó para darle un curso diferente a la carrera cinematográfica del Vengador de Asgard.

¿El resultado? La película más taquillera de la saga (recaudó 853.8 millones), la mejor recibida por la crítica y sin dudas la más divertida de las tres de Thor.
Abrazando la fórmula que tanto le redituó a "Guardians of the Galaxy", "Ragnarok" se define como una comedia de acción antes que una película de superhéroes.

Es gracias a este enfoque que todos los personajes funcionan como hacedores de risas: Thor, Loki, un genial Hulk, una no menos fantástica Valkiria e incluso el gladiador de roca y el insecto tienen sus momentos de destaque.
Al priorizar el entretenimiento sobre el apocalipsis que el Ragnarok significa, la despiadada villana que interpreta Cate Blanchett tiene limitaciones para desplegar su maldad, asesina cientos y es una máquina de matar, pero sobrevuela la sensación que podría haber sido una malvada épica dentro de un contexto que se lo permita.

Pero la comedia predomina y nos garantiza divertidísimos momentos en Saakar, equilibrándose recién hacia el final donde hay algo de seriedad fundida con la espectacularidad visual que ilustra el acontecimiento que da lugar al subtítulo del film.
Entregando la versión más descontracturada y graciosa del Dios del Trueno y Hulk, "Thor: Ragnarok" es una película cuyo mayor objetivo es entretener, algo que logra con creces a costas de minimizar el emblemático evento del cómic, el cual transcurre pero con más risas que dramatismo.

8.2/10

No hay comentarios.:

Publicar un comentario