jueves, 14 de julio de 2016

12 Horas Para Sobrevivir: El Año De La Elección (2016)

Dos años después de La Purga en la que decidió no asesinar al responsable de la muerte de su hijo, el ex sargento Leo Barnes está al frente del equipo que protege a la senadora Charlie Roan, la candidata a Presidente que promete acabar con la noche de la depuración. Refugiada en su casa, la senadora espera el evento anual protegida por Leo y su equipo, sin embargo, uno de ellos los traiciona y ambos se ven obligados a salir a las calles durante La Purga.

Tercera entrega de la exitosa saga "The Purge", que completa la trilogía con una sólida secuela que se alza como la mejor de esta creciente franquicia.
El caso de estas películas es cuanto menos curioso: tenemos una primera que funciona como iniciadora pero nunca llega a explotar como podría, una segunda que desata toda la violencia contenida mostrando la magnitud de La Purga; y una tercera que continúa el esquema de su predecesora, agregándolo un componente que la magnifica: la política.

Con tan picante ingrediente para crear un paralelismo con la situación actual de Estados Unidos, "Election Year" nos brinda una depuración llena de violencia pero que también realiza una punzante crítica social.
La necesidad de cambio se representa a través del personaje de la senadora, quien presenta una alternativa para finalizar La Purga rechazando la sangre que tiñe las calles con su celebración; por otro lado, los Padres Fundadores de la Nación representan un total apoyo a la anarquía desatada durante 12 horas cada año, obteniendo un soporte en la clase alta y en los aficionados al evento.

Con este choque de perspectivas entre los candidatos y los ciudadanos que defienden su respectiva política, asistimos ante un sangriento enfrentamiento en las calles de la ciudad donde la depuración alcanza su mayor esplendor.
Completando una trilogía que tuvo un inicio tibio pero unas continuaciones explosivas, "The Purge: Election Year" es una notable secuela que dimensiona el concepto de la expiación, entregándonos una Purga brutalmente memorable.

8.6/10

8 comentarios:

  1. Nunca habia visto ninguna de las peliculas de esta saga esta fue la primera y debo decir que me fascino,anarquia absoluta!maravillosos las mascaras de los presidentes,de la estatua de la libertad,fantastico!

    ResponderEliminar
  2. solo a mi me parecvio que la candidata mujer era como si fuera hilary clinton y el de los que inventaron la purga donald trump?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que muchos pensamos lo mismo e incluso en ciertos momentos se clarifica el paralelismo con la situación política que USA atraviesa.
      El extremismo de los Padres Fundadores es equivalente a las políticas que Donald Trump quiere implementar en caso de ser electo, todo el tema de las armas y la peligrosidad que representan por ser accesibles para cualquier norteamericano tampoco es algo casual.

      Eliminar
    2. Me olvidaba un detalle tan sutil como inteligente que se agrega en esta purga: el turismo de depuración, ácida crítica social contra el país y la manera en que el resto del mundo ve a Estados Unidos.

      Eliminar
    3. Lo imaginaba! ahora solo nos resta aguardar y comprobar si se cumple el pronóstico de aquí, ganando hillary y evitando una purga en norteamerica. realmente creo que es lo que ocurriria ssi trump gana, tal vez la pelicula sirva de inspiracion para una anarquia nacional? esperoque no ya que habrian muchas muertes!

      Eliminar
  3. amo esta saga! pero aun pienso que la dos es la mejor

    ResponderEliminar
  4. Anarquía, depuración, expiación, me fascinan los conceptos que trata esta saga ya que no difieren en nada con ciertos sectores de norteamerica pero también de latinoamérica.
    Vivimos en una sociedad donde los delincuentes celebran su purga diariamente asesinando inocentes con placer, sin remordimientos, y ellos nos obligan al otro sector social a enfrentarlos para preservar nuestra vida.

    ResponderEliminar
  5. Gano Trump, preparense para la verdadera purga!!!

    ResponderEliminar