domingo, 31 de julio de 2016

Batman VS. Superman: El Origen De La Justicia (2016)

Con Superman cuestionado por la sociedad tras la pelea en Metrópolis contra el General Zod, Bruce Wayne decide que Batman sea el encargado de enfrentar al Hombre de Acero. Mientras los dos contendientes se preparan para el combate definitivo, Lex Luthor crea una letal criatura que podría significar la destrucción total de las dos ciudades.

Prometiendo el enfrentamiento entre dos de los emblemas del cómic y superhéroes cinematográficos más importantes de todos los tiempos, "Batman VS. Superman: Dawn Of Justice" llegaba este 2016 como la película que prometía ser un suceso similar o incluso superior a "The Avengers".

Sin embargo y pese a los 872 millones de dólares recaudados en todo el mundo, el film fue duramente criticado tanto por los especialistas como por gran parte de los espectadores, quedándose a galaxias de llenar las inmensas expectativas que DC Comics tenía.
Sin ir contra la corriente pero tampoco siguiéndola, tengo que decir que "Batman VS. Superman" me resultó una película excesivamente castigada y ni de cerca tan mala como muchos destacan, aunque a su vez una decepción y una estruendosa perdedora que poco pudo hacer frente a su rival directa, "Captain America: Civil War".

Analizando sus mayores errores, hay uno que se impone como el mayor y más condenable: la confusa, pretenciosa y finalmente caótica narrativa.
No es fácil incluir tantas tramas importantes para confeccionar una sola donde todas tengan lugar, no obstante, la dirección de Zack Snyder empeora dicha complicación causando un auténtico desastre argumental.

Tratando de sobrellevar ese detalle, nos encontramos con grandes aciertos como la presentación del violento Batman interpretado por un sobrio Ben Affleck, la Mujer Maravilla de Gal Gadot que aparece poco pero literalmente brilla dentro de esos escasos minutos, y ese breve pero intenso combate entre Batman y Superman esperado desde hace tanto tiempo.
En el lado contrario, Snyder reafirma lo hecho en "Man Of Steel" con un Superman con poco carisma que no se destaca más allá de sus superpoderes, incorporando una falla también proveniente de Metrópolis: el sobreactuado Lex Luthor de Jesse Eisenberg.

Volviendo a los aspectos técnicos, donde sí no hay errores es en los espectaculares efectos especiales lucidos especialmente en el enfrentamiento de la Trinidad contra Doomsday, y en un acertado soundtrack que dota las secuencias de una emoción que incluso no llegan a tener por completo.
Sintiéndose más como una introducción al nuevo mundo cinematográfico que DC intenta crear que al combate entre dos de los emblemas más relucientes del cómic, "Batman VS. Superman" es una película que decepciona al no alcanzar el nivel de otras superproducciones de superhéroes, pero que a su vez contiene momentos tan esperados que consiguen disimular los imperdonables agujeros narrativos por la cual fue tan castigada.

7.2/10

1 comentario:

  1. La odiaron por que esperaban golpes sin sentido y chistes cada dos escenas como en las peliculas de los vengadores,dc y sus peliculas son mucho mas que eso hay una trama obscura y interesante. batman v superman es gloriosa.

    ResponderEliminar