martes, 8 de agosto de 2017

Dunkerque (2017)

1940, Segunda Guerra Mundial. En las playas de Dunkerque, miles de soldados británicos y franceses se encuentran rodeados por las tropas alemanas que han invadido Francia. Imposibilitados de escapar y a la espera de la llegada de los barcos de rescate, los soldados se enfrentan a una muerte segura en manos de un enemigo que los rodea.

Luego de incursionar en los viajes espaciales con "Interstellar", Christopher Nolan cambia de género adentrándose en la Segunda Guerra Mundial con "Dunkerque".

Prácticamente todas las películas de este director tienen el mismo tratamiento: sus fanáticos las endiosan calificándolas de obras maestras únicas e irrepetibles, mientras que sus haters las destruyen criticando la pretensión de Nolan y agigantando hasta el mínimo defecto.
Con "Dunkerque" ocurrió lo mismo y de inmediato aparecieron las opiniones que la tildaban de ser una de las mejores películas bélicas alguna vez hechas; aunque tampoco faltaron quienes aseguraban que estaba sobrevalorada y no era más que otra excentricidad de su director.

Sin estar de acuerdo con ninguno de los dos extremos, en mi opinión "Dunkerque" es una obra técnicamente impecable, con una banda sonora excepcional, pero tan emocionalmente desnutrida como inesperadamente patriótica.
Queda claro que Nolan pretende mostrar lo traumático del acontecimiento, el sufrimiento de los soldados frente a la muerte que podría llegar de cualquier parte ya que literalmente eran un blanco de los alemanes.

Sin embargo, ninguno de los personajes despierta esa empatía necesaria para que el espectador se involucre con ellos, sin mencionar que la falta de diálogos entre los soldados llega a ser algo exasperante.
Las secuencias de combate no resisten crítica negativa: los bombardeos, disparos, huidas, ataque aéreos, todo es perfecto desde la perspectiva visual e incluso obviando que no salta ni una gota de sangre.

Un detalle por el cual se cuestionó a la película es la omisión de los soldados franceses, los héroes acá son los británicos y eso es algo que se resalta constantemente, minimizando el accionar de quienes combatieron en su mismo bando.
"Dunkerque" es otra demostración de la habilidad que Christopher Nolan tiene para construir historias visuales ya sea dentro de sueños, con un Batman oscuro, en viajes por agujeros de gusano o en la Segunda Guerra Mundial; sin embargo, es también una experiencia con escaso compromiso emocional y varios errores argumentales que la dejan muy lejos de ser una referente del cine bélico.

6.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario