martes, 29 de mayo de 2012

Siempre a tu lado (2009)

Volviendo de dar clases en la universidad, el profesor Parker Wilson se encuentra a un perrito de origen japonés abandonado en la estación de tren. Como nadie lo reclama, Parker se lo lleva a su casa y con el pasar de los días se va encariñando con el cachorro al que llama Hachiko. Cada mañana, Hachi acompaña al profesor a tomar el tren y lo espera en la estación hasta que regresa de la universidad, luego regresan caminando hasta la casa. Pero a raíz de una desgracia, una tarde Parker ya no vuelve y Hachi continúa esperándolo.

A lo largo de la historia del cine, muchas películas han logrado llegar al corazón de la gente contando historias que emocionan hasta las lágrimas. "Hachiko: A Dog's Story" o "Siempre A Tu Lado" pertenece a ese grupo de películas y como tal conmueve hasta lo más profundo.

Basándose en hechos reales ocurridos en Japón entre 1925 y 1935, el film desarrolla la historia de Hachiko, un perro japonés de raza Akita que es abandonado y posteriormente encontrado por un profesor universitario que lo adopta, desarrollando ambos un vinculo irrompible que duraría para siempre.
Como se puede leer, la historia es sencilla en todo el sentido de la palabra, no hay un gran argumento ni nada por el estilo, pero con esa sencillez se consigue trasmitir un mensaje invaluable: no hay seres vivos con una lealtad y una sensibilidad más grande que los animales.

Cualquiera que tenga una mascota a la que considere un miembro más de su familia se conmoverá con facilidad con la relación entre el profesor y Hachi, desde el feliz inicio hasta el triste e inevitable final, los hechos están contados de una forma perfecta propia de la vida misma y sin ninguna clase de golpe bajo.
Por supuesto que todo esto es posible gracias a Hachiko, la sola imagen de ese leal perro sentado en la estación esperando a su amo durante años da una lección de humanidad enorme.

Lección que se intensifica notablemente llegando a ese final, que en mi opinión es uno de los más conmovedores que se han hecho, y se vuelve realmente imposible no soltar un par de lágrimas con ese triste y a la vez tan hermoso desenlace.

9.0/10

3 comentarios:

  1. ay que hermoza historia!!!me llore la vida con ese perrito :(

    ResponderEliminar
  2. No hay un compañero más fiel que un perro, siempre estará a tu lado y te guardará fidelidad incluso después de tu fallecimiento.
    Maravillosa película, maravillosa lección de lealtad la de Hachi.

    ResponderEliminar
  3. Me destruye el final pero ya es una de mis pekliculas favoritas

    ResponderEliminar