jueves, 25 de junio de 2015

Chappie (2015)

En un intento de frenar el índice de criminalidad, la policía de Sudáfrica decide comprar una serie de robots programados especialmente para detener a los criminales. Cuando la implementación funciona, Deon Wilson, el creador de estos mismos, decide ir un paso más allá y trabajar en una clase de inteligencia artificial. Pero cuando consigue materializar su idea en un robot, Deon es secuestrado por dos criminales que le arrebatan su creación y lo incorporan a su pandilla bajo el nombre de Chappie.

De la mano del director de la fantástica "District 9" y vendiéndose erróneamente como una mezcla de "RoboCop" y "Cortocircuito", "Chappie" se estrenó en la cartelera americana a comienzos de marzo de este año.

Lamentablemente, la película se destacó más por su fallida performance en la taquilla y por las crítica excesivamente duras que recibió denostándola injustamente.
Si bien es cierto que no estamos ante una pieza original como sí lo era "District 9", tampoco estamos ante la basura que muchos señalaron, y contrariamente, nos encontramos ante una producción con una historia bien construida y un protagonista que brilla por sí mismo.

Más cercano al robot de "Cortocircuito" que al oficial robótico de "RoboCop", Chappie es una inteligencia artificial a la que vemos nacer a manos de su creador y posteriormente "educarse" bajo el seno de dos pandilleros que quieren convertirlo en un criminal.
Es cierto que esta idea roza por momentos lo absurdo y que tampoco ayuda mucho las actuaciones de los miembros de la banda Die Antwoord, no obstante, gracias al robot asistimos ante una curiosa (pero no por eso menos interesante) muestra social donde el director opta por plasmar algo similar a lo hecho con los extraterrestres en "District 9".

Al acierto del componente social que Chappie y su pandilla representan, podemos destacar como contrapunto (no lo suficientemente bien desarrollado) a la pelea ideológica entre el creador del robot y el villano que interpreta Hugh Jackman, quien nunca termina de lucirse como podría haberlo hecho.
Independientemente de que la gracia de "Chappie" pasa por su historia social (ilustrada con un leve dramatismo pero sin olvidar cierto componente humorístico), tampoco faltan las escenas de acción (impecablemente rodadas) que coronan a la película como una de las propuestas más atractivas (e injustamente denostadas) que el cine de ciencia ficción nos dejó este 2015.

8.3/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada