sábado, 19 de septiembre de 2015

Manos: The Hands Of Fate (1966)

Perdidos en la carretera, una familia acaba llegando a una extraña casa en el medio de la nada. Allí se encuentran con Torgo, un extraño sujeto que afirma ser el guardián de la casa y obedece a su demoníaco Amo, quien sacrifica personas para satisfacer a Manos.

Así como tenemos nuestras películas favoritas o que consideramos mejores, todos contamos con nuestra lista personalizada de peores películas, donde ubicamos -obviamente- a las que menos nos convencieron.

Sin embargo y más allá de nuestras predilecciones, hay casos muy puntuales (pero existentes) donde el gusto propio queda de lado y únicamente se puede coincidir con cierta afirmación. Y claramente, que "Manos: The Hands Of Fate" reciba (y mantenga) el título de ser la peor película de la historia, es algo indiscutible.
Filmada con una cámara que no podía grabar más de 15 segundos seguidos y no registraba sonido (siendo este último agregado en la post-producción), este inclasificable film nació como una apuesta de un vendedor de fertilizante (Hal Warren), quien afirmó que podía realizar una película de terror exitosa con un presupuesto escaso (19 mil dólares).

El resultado, como sabemos todos los que tuvimos la ¿suerte? de ver "Manos", es uno de los mayores desastres cinematográficos de todos los tiempos que básicamente se convierte en una cátedra de cómo no hay que hacer cine.
Señalar los errores sería algo absurdo ya que la película es una acumulación de errores en sí misma, pero entre ellos podemos destacar una historia que jamás tiene sentido, una edición de décima categoría, una musicalización espeluznante (de lo horrenda que es), una fotografía todavía peor y unos actores directamente inimputables.

Haciendo hincapié en estos últimos, es difícil decir cuál de todos es el peor (ya que todos y cada uno son absolutamente terribles), pero los personajes de El Amo y Torgo, quedaron grabados en la historia ya que son algo nunca antes visto (especialmente Torgo con esa personalidad pervertida y su insólito caminar de borracho).
Haciendo honor al título que, probablemente jamás se sacará, de ser la peor película de la historia, "Manos: The Hands Of Fate" es una película que definitivamente debe ser vista ya que es algo único e irrepetible (en el peor sentido de la palabra) que nadie debería privarse de descubrir.

3.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada