viernes, 9 de septiembre de 2016

The Neon Demon (2016)

Jesse, una joven de 16 años, llega a Los Ángeles buscando convertir en realidad su sueño de ser una supermodelo. Su belleza le permite un ascenso más rápido de lo normal, causando la envidia y el odio en otras modelos que quieren robarle lo que ella posee.

Tras la aclamada "Drive" y la insustancial "Only God Forgives", Nicolas Winding Refn vuelve a marcar presencia en Cannes con "The Neon Demon".

Lejos del nivel de su más premiada obra y prácticamente en sintonía con su film predecesor, el director danés entrega una película tan visualmente perfecta como argumentalmente débil.
Más allá de las logradas metáforas que construye para generar una crítica hacia el mundo de la moda y los absurdos parámetros que deben cumplir quienes quieran pertenecer a dicho entorno, la historia no profundiza en los aspectos más retorcidos, optando por mostrarlos pero con cierta superficialidad.

Es así como estamos ante una interminable introducción que nos prepara para un perturbador desenlace, que provee el impacto del que el film carece (exceptuando esa impactante secuencia necrofílica).
Fallando en el desarrollo argumental, donde sí Winding Refn triunfa es en los aspectos visuales: la fotografía es impecable, y la utilización de diversos colores para la creación de ciertas escenas tiene una efectividad visual muy poderosa.

Por estos motivos, "The Neon Demon" es una película cuya mayor virtud pasa por la vista y su fuerte pero a su vez vulnerable crítica contra el mundo de la moda, aunque lamentablemente, tropieza producto de la dificultad de su director para narrar una historia que no consigue trascender sus valiosas imágenes.

5.6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada