viernes, 26 de mayo de 2017

El Rey Arturo: La Leyenda De La Espada (2017)

Arturo ha crecido en las calles de Londres siendo criado por las trabajadoras de un burdel. Cuando consigue sacar la espada de Excalibur de la piedra en la que estaba incrustada, Arturo es perseguido por los caballeros del malvado Vortigern. Para salvar el reino del tirano que lo dirige, Arturo se une a una poderosa maga y a un grupo de opositores al rey para llevar adelante una cruzada que termine con Vortigern.

Con un personaje literario explotado en numerosas películas y de la mano de un director con un marcado estilo que caracterizan a sus obras, "King Arthur: Legend Of The Sword" se estrenaba como una de las superproducciones más fuertes del año.

Lejos de los números gigantes que se esperaba recaudara, el film fracasó estrepitosamente uniéndose al club de megadesastres donde nos encontramos a "John Carter", "Tomorrowland" y "Mars Needs Moms" entre otros.
Como es habitual en estos casos, podemos debatir sobre las razones que frustraron el proyecto en la gran pantalla y cada uno tendrá su opinión si el fracaso es merecido o no.

Después de verla esperando una catástrofe similar a su taquilla, tengo que decir que me encontré con una película más que digna donde el entretenimiento y la espectacularidad visual no faltan.
El humor característico de las producciones de Guy Ritchie tampoco, sumado a varios cambios respecto a la historia original que permiten una mayor utilización de la magia, lo que nos regala escenas con cierta creatividad.

Destacando sus virtudes es hora de ahondar en sus defectos: el rey Arturo es un personaje que ha sido tan exprimido al extremo de que ya no genera el mismo interés, siendo cine épico jamás alcanza dicha categoría y no hay una secuencia que perdure en la retina del espectador una vez finalizado el largometraje.
Por otro lado, Charlie Hunnam no es un actor ni con el suficiente talento ni con el suficiente carisma para protagonizar una producción de esta magnitud, en "Pacific Rim" se salvaba por estar dentro de un robot gigante, pero acá ni siquiera Excalibur puede rescatar su mediocre actuación.

Ideal para pasar un rato de diversión y maravillarse con unos efectos especiales donde se notan los 175 millones de dólares con los que contaba, "King Arthur: Legend Of The Sword" es una película la cual será más recordada por sus desastrosos números en la taquilla que por sus méritos en sí, pero que ofrece todo lo que un tanque hollywoodense debe para entretener.

7.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario