miércoles, 24 de mayo de 2017

La Bella Y La Bestia (2017)

Bella es una joven enérgica que sueña con vivir aventuras más allá del pequeño pueblo francés donde vive. Pese a que los demás habitantes consideran que es diferente por su amor por los libros, Bella se muestra independiente y se niega a aceptar el pedido de matrimonio del engreído Gastón. Cuando su padre Maurice es encarcelado en un castillo olvidado por la Bestia, Bella acepta quedarse confinada con la condición de que libere a su progenitor. No pasa mucho tiempo para que la joven se haga amiga de los objetos encantados del castillo, quienes le cuentan la maldición que pese sobre ellos y su amo.

Si hablamos de los clásicos animados más queridos de los años 90, entre los primeros lugares nos encontraremos con "Beauty And The Beast", la película de Disney que recibió tanta aclamación que incluso se convirtió en la primera película animada a ser nominada al Oscar más cotizado.

Con "Alice In Wonderland", "Maleficent" y "Cinderella" demostrando cuánto gusta ver una princesa de la productora en un live-action, es ahora el turno de Bella para hacer realidad su aventura animada.
Los 1.222.6 millones recaudados en todo el mundo confirmaron que la apuesta de Disney por esta amada fábula de amor no fue errónea... ¿se puede decir lo mismo juzgándola por su calidad?

Afortunadamente sí, "Beauty And The Beast" es una película construida con magia y constituida de un vasto encanto que la transforman en un auténtico cuento de hadas.
Esto se logra principalmente por el acertado uso de los 160 millones de dólares de presupuesto: la aldea donde vive Bella, el castillo de Bestia, el vestuario de los personajes, todo es perfecto.

Párrafo aparte merecen quienes son una pieza fundamental para que la magia nunca se pierda: los objetos vivientes. Desde el reloj, pasando por la taza, el banco, el piano, el candelabro, el ropero cantante, el plumero y esa adorable tetera, ellos se encargan de mantener vivo ese encanto que caracteriza a la historia y compensan varias fallas que los efectos especiales consiguen sobrellevar.
Entrando en este terreno, el mayor defecto es justamente su protagonista: Bella demuestra la independencia femenina y su personaje conserva la personalidad de la animada, el problema es que Emma Watson carece de la fortaleza que Bella necesita e incluso roza peligrosamente la inexpresividad en varias ocasiones.

Bestia sale algo más favorecido por el aceptable (aunque mejorable) CGI por el cual está compuesto, y ambos cumplen con recrear los musicales y las secuencias más memorables de la obra del 91.
Evitando las comparaciones con la versión animada que siempre será una de las mayores referentes dentro de su género, "Beauty And The Beast" es más la ilustración de un cuento de hadas que una película en sí, llena de una fantasía permanente y unos objetos encantadores que ofician de ideales acompañantes de esta inolvidable historia de amor.

8.2/10

1 comentario:

  1. Para mi fue como un sueño hecho realidad ver mi pelicula de dibujos favorita transformada en una pelicula con actores y emma watson como bella!!!fue realmente hermosa la experiencia de verla en el cine y me hubiera encantado ir al sing along para cantar las canciones por que son hermosas tambien

    ResponderEliminar