martes, 19 de mayo de 2015

Poltergeist: Juegos Diabólicos (2015)

Atravesando una situación económica inestable, la familia Bowen se muda a una nueva casa buscando mejorar las cosas. Pero cuando Madison, la pequeña hija del matrimonio, comienza a hablar con los espíritus que habitan en el lugar, la vida de los Bowen se transformará en un infierno a causa de estos seres sobrenaturales que quieren llevarse a Madison.

Calificada como una de las películas de fantasmas más populares de todos los tiempos, "Poltergeist" fue una de las referentes del género de terror de los años 80, convirtiéndose en una trilogía y trascendiendo la barrera del tiempo al ser conocida por su "maldición" que incluye la muerte de varios de sus protagonistas.
A 33 años del estreno de la original y sumándose a la fiebre de remakes hollywoodenses, la nueva versión del clásico dirigido por Tobe Hooper (¿o Steven Spielberg?) finalmente es una realidad.

Apostando más por el terror (edulcorado con un humor que nunca se pierde) y sosteniéndose en sus sólidos efectos especiales, este remake deja en un plano muy secundario la fantasía de la otra dimensión que caracterizaba a la obra original al igual que la importancia de sus personajes que acá pasan a ser casi intrascendentes.
Esto último es un enorme error ya que si hay algo que se destacaba en "Poltergeist" eran sus inolvidables personajes y la determinación que desarrollaban para enfrentarse a los terribles espíritus que habitaban en esa casa. Dentro de este apartado, hay cosas perdonables como el cambio de nombre de la pequeña (de ser Carol Anne ahora es Madison) y de los demás familiares, y una absolutamente imperdonable que se produce al cambiar a Tangina, la extravagante médium que aparecía en la trilogía, por un cazafantasmas estereotipado con escaso carisma.

Dejando de lado estos erróneos cambios argumentales, no todo es tan malo y hay secuencias muy bien construidas donde los poltergeist se manifiestan aterrorizando a los Bowen, y aunque se abusa de los efectos sonoros al máximo, dichas escenas consiguen generar cierta tensión.
Cumpliendo con reversionar una de las películas de fantasmas más famosas del cine pero perdiendo en todas y cada una de las comparaciones con esta misma, "Poltergeist" es un remake que tiene todo lo que una película de fantasmas necesita tener (tanto para bien como para mal), aunque lamentablemente no consigue diferenciarse de muchas de ellas actuales y mucho menos superar al film del que procede ni a sus secuelas.

6.0/10

1 comentario:

  1. es como un calco de la original pero mal hecho... no me convencio para nada mas que alguna vez que me asuste por algun susto de la nada y el 3d para que?? si ni se nota!

    ResponderEliminar