jueves, 2 de junio de 2016

El Hijo De Saúl (2015)

1944, Campos de Concentración de Auschwitz. Saúl es un prisionero judío húngaro que pertenece a los Sonderkommando, responsables de incinerar los cadáveres de los asesinados en la cámara de gas y limpiar estas mismas. Cuando ve el cuerpo de un niño, Saúl se convence de que es su hijo y lucha por darle un entierro digno poniendo en riesgo su propia vida.

Ganadora del Oscar a Mejor Película Extranjera, del Globo de Oro y de prácticamente todos los premios donde estuvo nominada dentro de dicha categoría, "El Hijo De Saúl" es una de las películas más laureadas del 2015.

Supongo que por eso la decepción al verla fue tan mayúscula, ya que con críticas tan notables lo mínimo que esperás es encontrarte con una obra maestra y ni siquiera llega a ser una buena película.
Pese a que el objetivo principal del director se cumple y en un comienzo se respira una opresiva atmósfera que roza lo realista, no pasa mucho para que la cámara sobre el hombre del protagonista y esos primeros planos se conviertan en el mayor enemigo del film.

Tampoco ayuda mucho la historia, no por no ser coherente dadas las circunstancias, sino porque el personaje de Saúl cae constantemente en lo absurdo, y al girar absolutamente todo en base a él, se pierde la credibilidad formada al inicio y que la lograda interpretación de Géza Röhrig intenta mantener.
Más allá de la cantidad de premios que haya recibido, "El Hijo De Saúl" es -mi opinión- una auténtica decepción cuyos reconocimientos son entendibles dada la temática que aborda, pero no justos considerando la gran cantidad de películas ambientadas en la Segunda Guerra Mundial que realmente cuentan una historia impactante de esas que no se olvidan.

5.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada