jueves, 12 de enero de 2017

Hasta El Último Hombre (2016)

Desmond Doss, un cristiano Adventista del Séptimo Día, decide enlistarse para ir a la guerra a oficiar de paramédico. Negándose a portar un arma por ir contra sus creencias, Desmond se enfrenta a los prejuicios de los demás militares y participa de la Batalla de Okinawa convirtiéndose en el primer objetor de consciencia.

A 10 años de dirigir "Apocalypto" y tras un largo tiempo donde sus escándalos estuvieron cerca de hundir su carrera, Mel Gibson regresa tras las cámaras para dirigir "Hacksaw Ridge".
Basándose en la historia de Desmond Doss, el primer objetor de consciencia reconocido por el ejército, Gibson desarrolla una película bélica absolutamente memorable.

Manteniendo un pulso firme a la hora de desarrollar los horrores de guerra, dichos acontecimientos están precedidos por una breve introducción sobre la infancia del protagonista y por un forzado (y excesivamente cursi) romance que no aporta nada más que una falsa sensibilidad que pronto desaparece.
Es cuando se centra en plasmar la Batalla de Okinawa que Gibson demuestra su incuestionable capacidad, creando secuencias bélicas que perdurarán en la mente de quien las vea durante un largo tiempo.

Como demostró en "The Passion of the Christ", el director no escatima a la hora de utilizar la brutalidad para alcanzar el realismo, y las muertes gráficas y miembros mutilados de los soldados son su vehículo para ilustrar el auténtico infierno que representa la guerra.
En medio de ese desolador contexto, se narra la historia de Doss y la hazaña por la cual fue condecorado al salvar a muchos de sus compañeros, arriesgando su propia vida impulsado por sus creencias religiosas y convirtiéndose en una eminencia para el ejército norteamericano.

Más allá de lo admirable de sus actos, tengo que admitir que me resultó contradictoria su postura pacifista dentro de un terreno donde abunda la muerte y donde sólo aplica el derecho de vida para los suyos sin importarle la muerte de miles de japoneses, y el hecho de que se ampare en su religión no lo hace mucho más valedero, no obstante, ese detalle no minimiza la gran actuación que realiza Andrew Garfield.
Independientemente de alguna que otra inconsistencia personal respecto a su protagonista, "Hacksaw Ridge" es una película bélica donde Mel Gibson demuestra su idoneidad como director, que tiene todo para quedar dentro de la historia del cine como una de las producciones del género más intensas e impactantes que se hayan hecho.

8.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada