martes, 14 de octubre de 2014

Perdida (2014)

En el día que su matrimonio cumple 5 años, Nick Dunne denuncia que su esposa Amy ha desaparecido misteriosamente. Pese a colaborar con la policía desde el inicio, pronto, Nick se convierte en el principal sospechoso del caso. Con los medios de comunicación tildándolo de haber asesinado a su esposa y con sus extrañas conductas alentando esa teoría, Nick insiste con su inocencia y busca probarla aún con todos en su contra.

Teniendo por un lado a uno de los best sellers más exitosos y mejor valorados de los últimos años, y por otro lado a uno de los directores más aclamados de la actualidad y responsable de varias obras maestras, todo parecía indicar que las posibilidades de que algo salga mal producto de esta unión eran escasas.

Y afortunadamente, en este caso la obviedad se hace realidad, y la adaptación de un libro fascinante en manos de un director prestigioso, se materializa en esta perversa e igual de atrapante película titulada originalmente "Gone Girl".
Iniciando con cierta lentitud, necesaria para presentar a los personajes y plantear el conflicto sobre el que los hechos girarán, en un comienzo estamos ante un thriller sobre la desaparición de una mujer que no se diferencia de otros de este estilo.

Y digo sólo en un comienzo, porque a medida que la trama avanza, la historia se vuelve cada vez más intrigante, las dudas emergen en cantidades y los giros inesperados no tardan en llegar para dejarte en claro que nada es lo que parece.
Si bien anteriormente ya había demostrado que es un experto en abordar y hacer interesantes esta clase de acontecimientos, David Fincher dirige con precisión, con la intriga necesaria y con ciertos toques de humor muy negro, este film que te mantiene abducido hasta ese controvertido final, que guste o no, no dejará indiferente a nadie.

Por el lado de las actuaciones, Ben Affleck sorprende interpretando al ¿peligroso? Nick Dunne, aunque quien se roba todos los aplausos es Rosamund Pike en la piel de "la Asombrosa Amy", brillando en cada una de sus apariciones componiendo un personaje impredecible en el que será difícil dejar de pensar al terminar la película.
Teniendo todo para alcanzar el estatus de culto de "Seven" o "Fight Club", "Gone Girl" es un thriller sólido que nos trae nuevamente la mejor faceta de David Fincher, consolidándose como una de las películas mejor construidas y todavía mejor ejecutadas de este año.

8.8/10

1 comentario:

  1. de lo mejorcito de este año negro para el cine que solo produjo basura, fincher es un genio y vuelve a demostrarlo en cada una de sus peliculas.

    ResponderEliminar