domingo, 26 de octubre de 2014

Tiburón 4: La Venganza (1987)

Ellen Brody continúa viviendo en el pueblo isleño de Amity, a pesar de que su marido murió hace tiempo víctima de un infarto provocado por el miedo a los tiburones. Pero cuando su hijo Sean acude a una misión en el mar y es devorado por un tiburón, Ellen queda devastada por la muerte de su hijo y se obsesiona con los tiburones pensando que tienen algo en contra de su familia, por lo que -junto con un piloto- comienza a sobrevolar el mar para evitar un nuevo ataque.

Cuarta y última entrega oficial de la saga -que sin quererlo- Steven Spielberg comenzó en 1975 con la mítica "Jaws" y continuó con el pasar de los años hasta cerrarse definitivamente en 1987.

Al igual que la tercera parte, esta cuarta fue destrozada por la crítica que la calificó como una de las peores continuaciones de la historia, y también por gran parte del público que le pegó tan o más duro que los especialistas.
Y viendo lo que es la película en sí, es innegable que "Jaws: The Revenge" es mala en todo el sentido de la palabra, tiene una historia absurda, unas actuaciones deficientes donde no se salva ni siquiera Michael Caine y unos efectos especiales dignos de la serie B más económica.

Sin embargo, en comparación con la aburrida tercera entrega y sabiendo de antemano con lo que nos vamos a encontrar, esta última secuela no es tan penosa como muchos la califican, y por lo menos es bastante entretenida en general, además de que el tiburón por más falso que se vea, tiene más participación y nos regala un par de ataques que están bien hechos.
"Jaws: The Revenge" significa el cierre definitivo de una de las sagas más bastardeadas pero también más importantes de los años 70/80, que nos sirve para ver por última vez al gran tiburón blanco inmortalizado por Spielberg, sembrando el pánico en la pequeña Amity en base de sus sangrientos ataques a los pueblerinos y turistas.

5.0/10

1 comentario:

  1. el tiburon vengativo le huviera puesto de titulo jajajajaja

    ResponderEliminar