martes, 23 de diciembre de 2014

Tammy (2014)

La vida de Tammy se derrumba cuando la echan del trabajo y descubre que su marido le es infiel. Resignada, acepta volver a vivir en la casa de sus padres junto con su alcohólica abuela, quien la alienta para huir e iniciar un descontrolado viaje en el que todo puede pasar.

Tras un consagratorio 2013 donde se convirtió en una de las estrellas femeninas más taquilleras de la actualidad gracias a "Identity Thief" y "The Heat", Melissa McCarthy escribe, produce y (obviamente) protagoniza esta irregular comedia llamada "Tammy".

Pese a que también fue un auténtico éxito (costó 20 millones de dólares y sólo en USA recaudó 84.5), fue destrozada por la crítica y -a diferencia de las otras dos- tuvo una fría repercusión en el público.
¿Cuál es el principal motivo del fracaso artístico de "Tammy"? La respuesta es justamente el mayor motivo de su éxito financiero: Melissa McCarthy, una actriz experta en generar risas en cantidades con sus particulares personajes, que en esta ocasión fue víctima de su narcisismo, dándose un protagonismo excesivo y frustrando el potencial que la comedia sí tenía.

Tampoco ayuda mucho la participación de Susan Sarandon, su interpretación de una anciana alcohólica jamás llega a ser creíble, no por culpa de ella que incluso tiene varios momentos donde se nota que lucha por destacarse, pero sí por lo mal escrito que está su personaje.
De todas maneras, hay ciertas secuencias graciosas que llegan a funcionar, aunque esa mezcla de entre humor chabacano con tintes sentimentalistas no es nada acertado.

Ideal para los fanáticos de Melissa McCarthy quien es la estrella absoluta (más para mal que para bien) de esta película, "Tammy" es una producción que cumple con sacarte un par de risas, pero que lamentablemente nunca despega de su previsible base y termina sucumbiendo ante el narcisismo de su protagonista.

4.6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada