viernes, 19 de febrero de 2016

Deadpool (2016)

Wade Wilson es un ex-militar de las fuerzas especiales convertido en mercenario. Cuando es diagnosticado con cáncer en fase 4, Wade opta por someterse a un arriesgado experimento donde le garantizan una completa cura. Adquiriendo habilidades especiales y potenciado por su retorcido sentido del humor, el mercenario desarrolla una alter ego llamado Deadpool, y decide ir tras el hombre que arruinó su vida.

Cuando en 2009 tuvo la mala suerte de aparecer como un personaje secundario y mal adaptado dentro de "X-Men Origins: Wolverine", un emblemático (anti)héroe como Deadpool fue relegado del mundo del cine quedando con escasas posibilidades de tener una nueva oportunidad.
Siete años después y luego de una dura batalla de sus realizadores, el mercenario bocazas finalmente pudo romper la cuarta pared para ver su propia película hecha una realidad.

Obteniendo un enorme e inesperado éxito comercial pese a su clasificación R, "Deadpool" es el claro ejemplo de lo que ocurre cuando las cosas se hacen como corresponde y no solamente pensando en recaudar millones de dólares.
Iniciando con unos desopilantes créditos en cámara lenta donde literalmente se clarifica con lo que nos vamos a encontrar, la película se encarga de reparar el error del spin-off de Wolverine y darle a Deadpool el origen que merecía.

Repleta de violencia gráfica, secuencias y múltiples chistes sexuales y una incorrectividad nunca antes vista dentro del universo de Marvel, estamos ante un film que claramente marca un antes y un después en el género de superhéroes.
Y si esto ocurre es obviamente gracias a Deadpool, el inclasificable mercenario -que interpreta un inmejorable Ryan Reynolds- es el alma de la fiesta, se encarga de llevar adelante la historia con su ácido sentido del humor, con sus desquiciadas acciones, punzantes críticas tanto a las películas de Marvel como a todo lo relacionado con los X-Men e incluso a varios actores, consolidándose así como un nuevo icono cinematográfico que tiene un largo camino por delante.

Como sólidos acompañantes (o lacayos) del mercenario rojo, nos encontramos con una versión metálica de Coloso y con una mutante adolescente llamada -valga la redundancia- Negasonic Teenage Warhead. Ambos cumplen como apoyo secundario, aportan secuencias de acción bien resueltas y sirven para disimular a unos villanos aceptables pero nada memorables como Ajax y Angel Dust.
Iniciando la primera de las (esperemos) varias apariciones en la gran pantalla del desquiciado antihéroe al que un genial (y redimido) Ryan Reynolds da vida, "Deadpool" es la película que el género necesitaba desde hace mucho tiempo, que demuestra que se puede triunfar sin apostar a la comercialización totalitaria, mostrando violencia, sexo, un humor muy negro y especialmente siendo fiel al cómic del que procede.

9.7/10

2 comentarios:

  1. GENIAL!!! NO RECUERDO CUANDO FUE LA ULTIMA VEZ QUE ME REI TANTO EN UN CINE Y MENOS CON UNA PELI DE SUPERHEROES, DE LO MEJOR QUE HE VISTO EN LOS ULTIMOS MESES.

    ResponderEliminar
  2. nada de batman v superman o capitan america contra iron man,
    deadpool es la pelicula de superheroes de la decada.
    espero ansioso la secuela con cable

    ResponderEliminar