jueves, 4 de febrero de 2016

Regresión (2015)

Minessota, 1990. Cuando la joven Angela Gray acusa a su padre de abusar de ella, el detective Bruce Kenner se propone conseguir las pruebas para condenarlo. Al confesar el crimen, el acusado es sometido por un reconocido psicólogo a una terapia de regresión para rememorar sus recuerdos ocultos. Sin embargo, sus memorias traen una siniestra conspiración que pone en alerta al Departamento de Policía.

Luego de seis años de su último trabajo, Alejandro Amenábar regresa al género que lo hizo triunfar internacionalmente con "Regresión".

Pese a tener una historia potente entre manos, el director no consigue sacarle el provecho necesario y la desperdicia en la construcción de un thriller malogrado.
Lejos de generar esa asfixiante clima visto en "Los Otros" y que demostró que es experto en crear, Amenábar opta por poner el peso en sus actores antes que en el enriquecimiento del argumento.

Dentro de este apartado, Ethan Hawke es quien se salva llevando con seriedad su personaje (pese a que este mismo la pierde en reiteradas ocasiones). Por otro lado, Emma Watson demuestra no estar a su altura y transmite poco y nada.
Salvada por algunas secuencias construidas con cierta aproximación al suspenso, "Regresión" es un thriller que se deja ver pero que resulta extremadamente decepcionante considerando quién es su director, y lo prometedor de su historia que culmina con la misma indiferencia que despierta su tratamiento.

5.5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada