sábado, 7 de julio de 2012

Mátame Suavemente (2002)

Desde que lo ve por primera vez, Alice siente una atracción irresistible por un extraño llamado Adam. A pesar de conocerse poco, ambos comienzan un apasionada relación llena de erotismo y excitantes riesgos. Pero cuando el oscuro pasado de Adam comienza a salir a la luz, Alice se encuentra atrapada en una situación de la que no sabe cómo escapar.

"Killing Me Softly" es uno de esos thrillers que arrancan con una fuerza arrolladora, y a medida que los hechos se van desarrollando, se va desinflando poco a poco hasta caer en un pozo del que no logra salir.

Desde ese comienzo provocativamente efectivo, la película se vuelca completamente hacia las escenas de sexo apasionadas entre sus dos protagonistas, que podríamos decir se la pasan teniendo relaciones sexuales en todos lados casi de principio a fin.
Pero lo que en un principio era interesante, pasada la media hora inicial se vuelve repetitivo y no tan excitante como parecía, encima tanto Heather Graham como Joseph Fiennes realizan una interpretación muy poco creíble, especialmente la primera que aunque disimule su mala actuación con su cuerpo, por momentos es imposible no darse cuenta de lo mal que actúa.

Fuera de las tórridas escenas de sexo, el film trata de desarrollar una historia de misterio que por momentos está muy lograda, pero que con ese final penoso e injustificable por varios errores del guión, termina perjudicándose notablemente.
"Killing Me Softly" es un thriller erótico que funciona gracias a sus provocativas secuencias de sexo, pero que se queda a mitad de camino a la hora de ser un buen thriller de suspenso.

5.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada