sábado, 7 de julio de 2012

Al Diablo Con El Diablo (2000)

Elliot es un joven bondadoso y un poco torpe que no tiene mucho éxito en su trabajo, y está enamorado de una mujer que ni sabe que él existe. De pronto, Elliot se encuentra con una atractiva mujer que dice ser el diablo y aunque en un principio no le cree, termina vendiéndole su alma con la condición de que le cumpla 7 deseos que no terminan siendo como él se lo esperaba.

"Al Diablo Con El Diablo" es una de esas comedias que cada tanto pasan por el cable, y aunque la vi infinidades de veces siempre me termino enganchando y riendo una y otra vez con los gags que ya me conozco de memoria, pero que nunca pierden efectividad.
Partiendo de un argumento tan original como absurdo, la historia nos presenta a Elliot, interpretado por un Brendan Fraser tan sobreactuado como gracioso, el protagonista que no tiene mucha fortuna en su vida hasta que -literalmente- se encuentra con el diablo y le termina vendiendo su alma a cambio de 7 deseos.

Todos los deseos son tan ridículos como desopilantes, es difícil elegir alguno que sea más cómico que el otro, pero creo que el deseo donde Elliot es un narcotraficante colombiano junto con el otro donde es un basquetbolista no muy inteligente que digamos, son algunos de los mejores momentos del film.
Hay que decir que la idea de que el diablo sea una mujer perversamente sexy es muy interesante, y la elección de Elizabeth Hurley para el papel no pudo ser más acertada, es cierto que no es una gran actriz pero su provocativa figura es ideal para interpretar a un satán más erótico que diabólico.

Resumiendo, "Al Diablo Con El Diablo" es una de esas comedias que no se destacan justamente por ser novedosas, pero que cumplen con creces a la hora de brindar una historia que te hace reír de principio a fin.

7.9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario