sábado, 14 de julio de 2012

Rubber (2010)

Robert, un neumático inanimado que se encuentra tirado en el desierto, descubre que tiene poderes telepáticos y comienza a hacer explotar todo lo que tiene a su alcance. Aunque en un principio arranca con botellas de vidrio e insectos, pronto se dirige hacia la ciudad y comienza a concentrarse en hacer explotar las cabezas de las personas.

"Rubber" es probablemente una de las películas más insólitas que se hayan hecho en los últimos años, y digo insólita porque desde el momento en que el director se atreve a filmar una historia que tiene un neumático con poderes telepáticos como protagonista, sabemos que más allá de algo bueno o malo vamos a encontrar algo tan distinto como original.
El film comienza con una escena que simplifica lo que vamos a ver en los minutos siguientes: un auto llega y empieza a tirar sillas sin ningún motivo, acto seguido del maletero sale el sheriff del pueblo que mira la cámara y comienza a enumerar incoherencias de algunas de las películas más importantes de la historia, y -como dije- nos adelanta que lo que estamos a punto de ver no tiene razón ni sentido!

Finalizado el monologo del particular sheriff, la acción comienza y Robert entra en escena, y aunque suene ilógico, hay que decir que todo el proceso desde que el neumático descubre que tiene poderes telepáticos hasta que decide empezar a utilizarlos, está tan pero tan bien ilustrado, que a pesar de lo excesivamente ridículo que resulta, también es muy convincente.
Con un humor satírico por momentos, inteligente por otros y absurdo en casi la mayoría de su desarrollo, "Rubber" es una comedia delirante en todo el sentido de la palabra. Ver a ese neumático explotando las cabezas de todo aquel que se encuentre en su lento recorrido no tiene desperdicio.

Pero más allá de Robert y el sheriff, todos los otros personajes que aparecen aportan una cuota de humor sin sentido que es muy efectiva, los espectadores morbosos, los policías estúpidos e inoperantes o la chica que llama la atención del neumático, todos son ridículamente geniales.
En resumen, "Rubber" es una de las películas más extrañas de los últimos tiempos, que muchos odiarán por la carencia total de sentido que tiene, pero también muchos quedarán fascinados con esta insólita historia si se acepta el humor tan particular que acá se maneja, y terminaran amando al sádico e impredecible Robert.

8.8/10

1 comentario:

  1. jhamas crei que me iba a divertir tanto con una peli de una rueda asesina xd!

    ResponderEliminar