martes, 14 de enero de 2014

Fenómeno Siniestro (2011)

El hospital psiquiátrico Collingwood ha estado abandonado durante años, y muchas personas han denunciado escuchar ruidos provenientes del interior por las noches. Atraídos por el potencial de la historia, el equipo de televisión del programa "Grave Encounters", especializados en abordar fenómenos sobrenaturales, deciden pasar una noche encerrados ahí para grabar un episodio. Vagando por los pasillos del lugar a mitad de la madrugada, el equipo comienza a experimentar una serie de peligrosos sucesos paranormales que les hacen temer de que podrían estar grabando su último programa.

Continuando con el formato restablecido por "Paranormal Activity" y más explotado que nunca en la actualidad, en 2011 se estrenó proveniente de Canada, este sorprendentemente efectivo falso documental titulado originalmente "Grave Encounters".

Y cuando digo sorprendente no me refiero particularmente a la historia que es la clásica de esta clase de producciones, pero sí al enorme mérito que tiene y que pocas de este estilo pueden destacarse por ese lado: hacer sentir miedo de verdad.
Arrancando con una media hora inicial que nos sirve de base para ir conociendo tanto a los personajes como al hospital psiquiátrico donde se desarrollan los hechos, "Grave Encounters" se toma su tiempo para ir creando poco a poco un clima que a medida que pasan los minutos, se va volviendo más y más asfixiante.

A partir de que la primera manifestación sobrenatural se produce, nos introducimos en una terrorífica pesadilla donde vemos como un equipo de televisión acostumbrado a inventar esta clase de sucesos para manipular al público que los mira, se ve acechado por una serie de espíritus vengativos de los cuales les será imposible escapar.
Espíritus que dicho sea de paso, en un comienzo se especula con la apariencia de estos mismos, explotando al máximo el terror psicológico a través de ruidos perturbadores, para después mostrarlos en su plenitud e impactar con el siniestro aspecto que tienen.

El formato de la cámara en mano, acá esta utilizado con una notable eficacia que refuerza todavía más la tensión que se siente en ese perturbador hospital abandonado, y por suerte, las correctas interpretaciones de los actores ayudan a mantener la credibilidad que se intenta transmitir.
Aunque muchos lo puedan ver como uno de los tantos falsos documentales más, "Grave Encounters" es en mi opinión, uno de los mejores films de este estilo que aparecieron en los últimos años, y se convierte en una propuesta ideal para verla a la noche en completa oscuridad, para sentir en plenitud el sufrimiento que ese equipo de televisión experimenta a causa de los diabólicos fantasmas que habitan en ese escalofriante psiquiátrico.

8.4/10

1 comentario: