sábado, 30 de mayo de 2015

El Destino De Júpiter (2015)

Júpiter Jones lleva una vida sacrificada y aburrida limpiando casas junto con su madre para subsistir. Todo cambia cuando un día aparece Caine, un ex-militar genéticamente modificado que la salva de ser asesinada por extraterrestres enviados por Balem, uno de los tres herederos de la dinastía Abrasax. Huyendo con ella para protegerla de sus enemigos, Caine le cuenta a Júpiter que es la elegida para convertirse en la Reina de la Tierra y así salvar a sus habitantes del temible destino que les espera con los Abrasax.

Luego de esa traspié taquillero que significó la fantástica (e infravalorada) "Cloud Atlas", los hermanos Wachowski se tomaron tres años para desarrollar su siguiente película que se presentaba a través de los adelantos como una ambiciosa aventura espacial que prometía devolverles el éxito que desde la última entrega de "Matrix" no consiguen.

Lamentablemente y muy lejos de esas imágenes que prometían algo que finalmente no está, "Jupiter Ascending" es una astronómica decepción y ampliamente la peor película que la dupla de directores brindó.
Los motivos por los cuales los hermanos fracasaron con su nueva producción son muchos, sin embargo, ninguno es tan insultante como el pésimo guión sobre el que la historia se construye, que da lugar a la creación de una fábula sin el mínimo atractivo, con todos y cada uno de los clichés esperables y con diálogos tan forzados que dan vergüenza ajena.

Tampoco se salvan los personajes ni los actores que los interpretan: Mila Kunis compone a una heroína anodina con la cual nunca se puede simpatizar, Channing Tatum hace del típico galán que enamora a la chica y se dedica a protegerla, y como todos nos imaginamos desde la primera vez que se ven, desarrollan un romance con tintes crepusculares que da pena.
Pero si hay alguien que está incluso peor que sus dos protagonistas es el "gran villano"; es increíble que habiendo realizado una performance soberbia (que incluso le valió el Oscar) interpretando a Stephen Hawking, Eddie Redmayne componga un malvado tan lamentable, que roza constantemente lo patético y que tranquilamente podría valerle un más que merecido Razzie en la próxima entrega de estos premios.

Haciendo un gran esfuerzo e intentando olvidar momentáneamente las tantas fallas, podemos rescatar que visualmente la película es deslumbrante, y que los 176 millones de dólares estuvieron empleados con efectividad ya que hay secuencias realizadas con una notable espectacularidad que se convierten en el único motivo que la salva de la incineración total.
De todas maneras, que sea rescatable desde lo visual gracias a sus efectos especiales no es suficiente para evitar que "Jupiter Ascending" se convierta en una de las superproducciones más malogradas estrenadas este año y en un yunque que podría terminar de hundir la carrera de dos directores que fueron brillantes en el pasado, y que en este 2015 finalmente ingresaron a un abismo cinematográfico del que será muy difícil emerger.

4.8/10

2 comentarios:

  1. Los wachowski son directores únicos y no creo que su genialidad se haya acabado (vean sense8 que es una serie única como ellos), comparto que esta no es su mejor película pero se han estrenado muchas peores, al menos ellos intentan hacer algo distinto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Artísticamente puede ser que tengas razón, de hecho, su anterior trabajo (Cloud Atlas) fue una gran película que lamentablemente fracasó en la taquilla, no obstante y pese a que pueda haber muchas películas peores actualmente estrenadas, la realidad es que a "Jupiter Ascending" no hay por donde salvarla, es un fracaso tanto taquillero como artístico.

      Eliminar