domingo, 10 de mayo de 2015

Hell Comes To Frogtown (1988)

Tras el guerra nuclear y el holocausto posterior, la Tierra ha sido conquistada por sapos mutantes. Buscando asegurar la supervivencia de la humanidad, un grupo de mujeres busca hombres para inseminar vientres fértiles y así garantizar el legado. Sam Hell, un rudo sobreviviente, es capturado por las mujeres y obligado a participar en una misión suicida para entrar a Frogtown, luchar contra los sapos mutantes y rescatar a las mujeres fértiles que han sido tomadas en cautiverio.

Curiosa producción ochentera perteneciente al cine de serie B (prácticamente Z), que resulta tan absurda como entretenida.

Con un presupuesto escaso, unos decorados deficientes y actores a la altura de lo anteriormente mencionado, "Hell Comes To Frogtown" es una película que claramente no se destaca por sus méritos artísticos y tampoco se la puede siquiera llegar a pensar en tomar en serio.
Si omitimos estos detalles, estamos ante una entretenida y extremadamente bizarra historia acerca de un grupo de mujeres y un semental armado, que ingresan a una ciudad dominada por sapos mutantes para rescatar mujeres y fertilizarlas para así evitar la extinción de la raza humana.

Considerando el ínfimo presupuesto, es una sorpresa el más que digno trabajo de maquillaje en los sapos gigantes, que contribuyen al hecho de que "Hell Comes To Frogtown" sea una tan desvergonzada como orgullosa referente del cine de serie B más bizarro.

6.4/10

1 comentario:

  1. Lamentablemente Roddy Piper falleció esta semana, siempre lo recordaré por esta película que lo convirtió en uno de los héroes más gamberros del cine de serie z.

    ResponderEliminar