jueves, 7 de mayo de 2015

Rápidos Y Furiosos 7 (2015)

Ha pasado un año desde que el equipo de Dominic Toretto y Brian O'Conner fueron indultados de todos los delitos que cometieron. Viviendo pacíficamente en los suburbios, Brian y Dom intentan acostumbrarse a una vida dentro de la legalidad, sin embargo, el hermano de Owen Shaw no está dispuesto a olvidar lo que le hicieron a su hermano y decide vengarse de ellos.

Llegando un año más tarde de lo planeado inicialmente a causa de la muerte de uno de sus dos protagonistas principales, y potenciada por el morbo/deseo de ver a Paul Walker por última vez en la franquicia que lo dejó grabado en la historia del cine, "Furious 7" se estrenó en este 2015 como uno de los tanques hollywoodenses más esperados.

Y como era de esperarse considerando lo anteriormente mencionado y el hecho del insólito crecimiento que la franquicia tuvo a partir de la cuarta entrega, la película arrasó en los cines de todo el mundo, rompiendo récords en muchos países y convirtiéndose en una de las más taquilleras de la historia al recaudar 1.430.6 millones de dólares.
Siguiendo el mismo camino recorrido por las dos entregas anteriores pero llegando a límites impensados, esta séptima entrega es una incoherente, desquiciada y totalmente espectacular superproducción con la cual no se puede pasar un mejor momento del que te brinda.

Iniciando exactamente en el mismo instante donde la sexta acabó, "Furious 7" nos trae de nuevo a la pandilla que conocimos en 2001 como unos simples corredores de autos callejeros, convertidos ahora en un implacable equipo requerido por el gobierno para capturar criminales buscados, rescatar a una hacker o hacer prácticamente cualquier cosa ya que nada es imposible para ellos.
También se suma la incorporación de Jason Statham como como el hermano "malo y feo" de Owen Shaw, que es una auténtica máquina de matar que se convierte en la principal amenaza de la pandilla y los persigue prácticamente por medio mundo.

Establecida la historia, sólo queda disfrutar lo que la película nos tiene preparado y es ahí, cuando sus protagonistas se suben a sus espectaculares autos para crear esas escenas imposibles, que asistimos ante un auténtico espectáculo que dignifica al mejor cine de acción.
Secuencias como los autos cayendo de un avión en paracaídas, el momento "Misión Imposible" que Paul Walker aporta escapando de un autobús a punto de caer a un precipicio o ese demente plan que termina con la Ferrari atravesando las torres de Abu Dabi, escupen en toda lógica posible pero son totalmente fieles a lo que la saga es, y en honor a la verdad, se pueden llegar incluso a justificar ya que son inmejorables.

Apartándonos de sus tantos méritos técnicos, el film también nos brinda lo mejor de cada uno e los protagonistas: Vin Diesel sigue siendo el líder y encargado de los llevar adelante los momentos más épicos (la pelea con Jason Statham es un claro ejemplo); The Rock sale menos pero cuando aparece lo hace con verdadera contundencia, el resto de la banda cumple como siempre aportando cada uno lo suyo y esta vez Michelle Rodriguez es la que más se luce demostrando por qué es una de las referentes femeninas del género.
Párrafo aparte merece Paul Walker en la que es oficialmente su última interpretación antes de su trágica muerte, y cuyo homenaje culmina en un final con el cual será difícil para cualquier seguidor de la saga no emocionarse.

Sin llegar al nivel de la quinta entrega que parece destinada a quedar como la mejor de la saga pero siendo tan espectacularmente entretenida como la sexta, "Furious 7" es una de las mejores superproducciones que se estrenaron este año, que además de que será recordada por sus increíbles secuencias de acción, contará siempre con el plus de significar la última aparición de un actor que se fue demasiado pronto, y que gracias a esta saga nunca será olvidado.

8.0/10

1 comentario:

  1. es una de las mejores películas del año,es realmente alucinante!

    ResponderEliminar