sábado, 22 de abril de 2017

Monster Trucks (2016)

Tripp es un joven aburrido de su ciudad que pasa los días construyendo un camión monstruo con partes de desguace. Huyendo de una compañía que pretende destruir su habitad, un monstruo se esconde en la chaterrería donde Tripp trabaja, simpatizando con el joven quien lo llama Creech, y entrando a su auto para hacerlo más veloz.

Hay películas que están destinadas a ser un fracaso incluso antes de estrenarse, las previsiones suelen ser acertadas y aunque hay excepciones que escapan de ellas, hay otras que no pueden salvarse de esa indeseable etiqueta.
"Monster Trucks" es uno de los más recientes ejemplos: 125 millones de dólares de presupuesto, apenas 64.5 millones recaudados en todo el mundo, masacrada sin piedad por la crítica.

¿Es merecido tan contundente fracaso? Sí. La película es una mezcla de producciones emblemáticas de la que saca un poco de cada una, nunca adquiere una personalidad propia y su tono infantil perjudica su potencial.
Tampoco ayuda mucho la elección de su protagonista, Lucas Till, quien no muestra un gramo de carisma para ser la estrella de una propuesta millonaria como esta, el resto del elenco tampoco ayuda mucho.

¿Es "Monster Trucks" una película desechable? Para nada. Es más divertida de lo que sus graves defectos le permiten, los efectos especiales no son tan espectaculares considerando su presupuesto, pero sí lo suficientemente decentes para crear algunas secuencias de aventura muy simpáticas; mientras que Creech es un monstruo adorable dotado de toda la gracia que el protagonista no tiene.
Haciendo un balance general, "Monster Trucks" se impone como una mala película que se salva del hundimiento por la diversión que ofrece, pero a la que no se le puede perdonar sus tantos errores y la oportunidad desaprovechada por su infantilismo y falta de entidad propia.

5.8/10

1 comentario:

  1. Pero que película tan mala! como pueden gastar tantos millones en una película de autos con monstruos gelatinosos dentro? el fracaso estaba asegurado y vean que ocurrio con su taquilla... mala decisión!

    ResponderEliminar