sábado, 9 de junio de 2012

Ratatouille (2007)

Remmy es una rata distinta a todas las demás de su especie, no le gusta meterse en los basureros y tampoco robarle comida a las personas. A pesar de la oposición de su familia, su sueño siempre ha sido convertirse en un reconocido chef francés. Las circunstancias llevan a Remmy a vagar por las alcantarillas de París, y accidentalmente termina llegando al restaurante Gusteau, lugar fundado por uno de los chefs más famosos de Francia. Pese a que es un visitante poco deseado en la cocina, la pasión de Remmy por el arte culinario crece y comienza a cocinar las recetas que siempre deseó preparar.

Después de entregarnos la divertidísima "Monster Inc" y la maravillosa "Buscando A Nemo", Pixar demostró no solo que es la mejor compañía de animación de los últimos años, sino que también pueden crear historias que diviertan y emocionen por igual.Y aunque esos dos films parecían insuperables, Pixar ratificó que no tiene techo y se superó nuevamente con "Ratatouille", la mejor película que han hecho hasta la fecha, que sin dudas está a la altura de los grandes clásicos animados de Disney.

Partiendo de un argumento tan original como extraño, la historia nos presenta a Remmy, una entrañable rata con la cual es imposible no simpatizar, que se diferencia de los demás roedores y tiene un particular sueño: aprender a cocinar y convertirse en chef de un restaurante de París.
Es ahí cuando la magia de Pixar se hace notar, y la que podría haber sido una idea que roza lo absurdo, se transforma en una maravillosa fábula de cómo alguien que tiene un sueño puede hacerlo realidad con esfuerzo y dedicación, a pesar de todas las adversidades que se presentan en el camino.

Un gran acierto es que los hechos se desarrollen en una ciudad tan cautivadora como París, la forma en la que recrearon la ciudad es sencillamente perfecta, todos y cada uno de los detalles están tan cuidados que la belleza se hace todavía más notable, los restaurantes, las calles y por supuesto la vista a la Torre Eiffel, toda esa magnifica visión acompañada de una banda sonora ideal.Los personajes tampoco se quedan atrás, desde el despistado Linguini y la sensata Collete, pasando por el hilarante y frustrado villano Skinner, hasta todas las ratas que son familiares de Remmy, todos ellas están fantásticamente diseñadas y ninguna tiene desperdicio.

Pero el personaje que más se destaca después de la valiente rata cocinera, es el impredecible Anton Ego, ese temido crítico de comida que es el encargado de aportar involuntariamente una escena de una notable profundidad emocional junto con una poética reseña que te llegan al corazón."Ratatouille" es una de las mejores películas de animación de todos los tiempos, divertida y emocionante por igual, logra contar una historia que a través de Remmy y la lucha por cumplir su objetivo a pesar de las tantas adversidades, deja un mensaje de vida alentador de que si uno pelea por ellos, los sueños siempre se pueden hacer realidad.

10/10

1 comentario:

  1. "No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lado"

    Solo por esa frase esta película es realmente perfecta, ejemplificadora, admirable, belleza pura.

    ResponderEliminar