sábado, 2 de febrero de 2013

Amor (2012)

Georges y Anne son dos profesores octogenarios de música clásica retirados que viven en un apartamento en París. Un día, repentinamente Anne sufre un infarto. Al volver del hospital, un lado de su cuerpo se encuentra paralizado. A partir de ese momento, el amor que tantos años los ha unido se verá puesto a prueba.

El amor siempre ha sido uno de los temas más retratados en el cine, y en tantos años de existencia ha brindado una importante cantidad de obras maestras que desarrollaban una historia que enamoraba y emocionaba por igual.

Sin embargo, pocas veces se ha visto en la gran pantalla una historia de amor en la última etapa de la vida de una pareja, y menos con una crudeza y un realismo tan impactantes como el que tiene esta película austriaca llamada "Amour".
Michael Haneke siempre ha sido un director polémico que se destacó por films como "Funny Games" o "La Cinta Blanca", y si bien su particular estilo acá también se nota, esta producción probablemente sea la más intimista que hizo hasta ahora.

Como su argumento lo indica, "Amour" nos cuenta la historia de dos profesores octogenarios que transitan con tranquilidad sus últimos años en un departamento en París, hasta que la mujer sufre un infarto que le paraliza un lado de su cuerpo y la obliga a estar en silla de ruedas.

A partir de ahí lo que vemos es la parte más triste pero a la vez más realista de la vida: la mujer comienza un deterioro tanto físico como mental que la aproximan lentamente a las puertas de la muerte, mientras su esposo destrozado interiormente pero mostrando fortaleza por fuera, se ocupa de ella en los momentos más dolorosos.
La interpretación de los dos protagonistas es perfecta, tanto Emmanuelle Riva como Jean-Louis Trintignant están soberbios en lo suyo, y hay secuencias donde no será difícil conmoverse con lo que representan.

"Amour" es una de las mejores películas dramáticas del 2012, pero también más allá de la excelencia con la que está hecha, es una historia retratada de una forma tan realista que puede resultar hasta depresiva y no ser apta para el público más sensible.

7.5/10

2 comentarios:

  1. Película triste y desoladora como la misma muerte lo es.

    ResponderEliminar
  2. Quede com una angustia enorme al terminar de verla,cuanta tristeza, cuanto amor, cuanta desolación!

    ResponderEliminar