lunes, 5 de mayo de 2014

Asalto En Wall Street (2013)

Jim Baxford, un neoyorquino de la clase media que trabaja como personal de seguridad, pierde todos sus ahorros en la crisis económica del 2008. Devastado por su situación actual, Jim culpa de su desgracia a los ejecutivos de Wall Street y decide ejecutar una venganza contra ellos.

Hace unos años, Uwe Boll, quien es considerado como uno de los peores directores de la historia del cine, demostró que pese a que le va ser imposible quitarse ese título, hasta él puede hacer algo decente y "Rampage" fue la prueba de ello.

Manteniendo la misma idea de un hombre común y corriente que se convierte en asesino y desata una masacre, Boll traslada los hechos a Wall Street ambientando la historia en la crisis económica del 2008 y logrando así su obra más seria que -sorprendentemente- lejos está de ser mala.
Manejando con sobriedad el dramatismo, "Assault On Wall Street" sigue a un personal de seguridad que pierde todos sus ahorros por culpa de los ejecutivos de Wall Street, que tiene que lidiar diariamente con la enfermedad de su esposa y con los varios problemas económicos que no puede afrontar.

Esto desata en él una crisis emocional que desemboca en un deseo de venganza después de un trágico hecho, y que lo lleva a buscar a los ejecutivos de Wall Street que considera responsable de sus problemas económicos, para hacerlos pagar con la muerte.
Pese a que la venganza tarda mucho en arrancar y hay un par de incoherencias que no cuadran bien, "Assault On Wall Street" desarrolla una idea bastante realista que -considerando los antecedentes del país en cuanto a tiroteos- no sería nada extraño que suceda en Estados Unidos y al final te deja con un buen sabor de boca que te hace desear una segunda parte que puede estar todavía mejor explotada.

6.5/10

1 comentario:

  1. Mas de un banquero mereceria un final así, son pirañas come dinero que destruyen la vida de las personas y en algun instante alguien se cansara de ellos, como en la película.

    ResponderEliminar