jueves, 15 de mayo de 2014

Godzilla (2014)

1999, un accidente radioactivo deja en ruinas una ciudad japonesa. Quince años más tarde, un científico continúa obsesionado con demostrar que detrás de ese incidente hay un secreto que el gobierno oculta. Todo sale a la luz cuando un monstruo radioactivo despierta y comienza a destruir la ciudad, al mismo tiempo, del mar emerge una imponente criatura conocida como Godzilla.

Consolidado junto con King Kong como el monstruo más icónico de la historia del cine, Godzilla llegó a conformar una saga de casi 30 películas japonesas e incluso un remake americano que decepcionó tanto a la crítica como a los fanáticos del reptil gigante.
En el 60 aniversario de su primera aparición y 16 años después de esa fallida versión, en este 2014, con una enorme expectativa pero también con mucho más temor, llegó a los cines esta especie de reboot hollywoodense intentando enmendar el tropezón de 1998.

Y hay que decir que ese objetivo se logró con creces, esta nueva "Godzilla" no solo consigue hacerte olvidar a la versión anterior dejándola tan pequeña como una persona frente al gigantesco lagarto, sino que también se impone como una de las películas de monstruos más espectaculares que se estrenaron en los últimos años.
Iniciando con un leve prólogo ambientado en 1954, la película desarrolla una historia nada original pero muy bien construida, donde el director opta por ir retrasando la aparición del monstruo japonés para presentar un conflicto planteado con solidez y con ciertas aristas dramáticas.

A 45 minutos de iniciar el film, emergiendo del mar y causando una devastadora catástrofe a la altura de cualquier tsunami, Godzilla finalmente hace acto de presencia mostrando su nuevo aspecto que visualmente es sencillamente impactante.
Es todo un acierto que Godzilla acá no sea la amenaza principal, sí es un monstruo temible que destruye todo a su paso, sí aplasta cientos de personas, pero la realidad es que el reptil gigante emerge para pelear contra dos monstruos incluso más destructivos que él y no para destruir a la humanidad, este detalle recupera la esencia de varias secuelas de la saga japonesa.

Sin dejar la acción de lado que nos regala secuencias increíbles y difíciles de olvidar como las batallas de Godzilla contra los dos Muto, lo que acá se prioriza es mostrar el desastre que sus ataques provocan y las consecuencias que tienen que sufrir los seres humanos.
Candidata a ser la mejor película de monstruos del año y consolidada como una de los blockbusters más impactantes que se estrenaron recientemente, "Godzilla" es la reversión americana que el mítico monstruo japonés se merecía, dejando en el olvido al fallido film del 98 y honrando con toda la espectacularidad necesaria al gigantesco lagarto que -a 60 años de su nacimiento- demuestra que está más vivo que nunca.

9.2/10

4 comentarios:

  1. aun no la he visto,pero he leido que godzilla sale poco es verda?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no diría que se ve poco,más bien no se lo explota en exceso y en mi opinión eso es un acierto.
      Es cierto que tarda bastante en aparecer aunque mientras tanto los otros dos monstruos ocupan bien su lugar destruyendo ciudades,además,cada una de sus irrupciones son espectaculares,y desembocan en una inolvidable batalla final donde ahí sí Godzilla se muestra en todo su esplendor.

      Eliminar
    2. Intentando hacer una comparación con otras películas de este estilo,se podría decir que es más parecida a "Cloverfield" o "The Host" que a "Titanes Del Pacífico" o más precisamente a la "Godzilla" del 98 con la que poco y nada tiene que ver.

      Eliminar
  2. ha sido increible verla en 3d,godzilla sera siempre el mejor kaiju

    ResponderEliminar