miércoles, 25 de febrero de 2015

Quiero Matar A Mi Jefe (2011)

Cansados del acoso y el desprecio que sufren por parte de sus jefes, Nick, Kurt y Dale llegan a una conclusión para ponerle fin a sus problemas: matar a sus respectivos jefes. Ayudados por un poco confiable ex-presidiario, los tres idean un infalible plan para cometer los asesinatos, aunque al intentar aplicarlo se dan cuenta de que matarlos no será tan fácil como ellos esperaban.

El jefe, autoridad superior de todo empleado cuya mayor responsabilidad es ocuparse de que estos mismos se encarguen de cumplir con su responsabilidad laboral, supervisándolos y despidiéndolos si no son competentes para el trabajo.

Ser jefe es una tarea difícil y así como hay jefes que son amados por sus empleados al tratarlos como un igual, hay jefes (una importante mayoría) que son despreciados por sus trabajadores al tratarlos desde el autoritarismo, explotándolos, sometiéndolos e incluso acosándolos de manera verbal, física o sexual.
Al tener un jefe que se caracteriza por hacer alguna de estas últimas cosas, ¿nunca se te pasó por la cabeza la idea de matarlo? Esta es la pregunta que se hacen los tres protagonistas de esta divertidísima comedia titulada “Horrible Bosses”, respondiéndola de la forma más hilarante posible.

Presentados sus protagonistas y sus malvados jefes (un drogadicto, un desquiciado tirano y una acosadora sexual), los tres amigos ponen en marcha el plan para asesinarlos y ahí es cuando comienza lo más divertido del film.
Motivados por el odio contra ellos pero limitados por su propia incompetencia, Nick, Kurt y Dale intentan acabar con las amenazas de sus vidas, llevando a cabo dicho plan pero con consecuencias desastrosamente divertidas.

Situaciones delirantes, gags que no tienen desperdicio y mucho pero mucho humor negro, para todo aquel que disfrute con esta clase de comedias constituidas de por componentes, ”Horrible Bosses” es una película que definitivamente no se tienen que perder.

8.3/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada