sábado, 7 de septiembre de 2013

Chucky, El Muñeco Diabólico 3 (1991)

Han pasado ocho años desde que Chucky fue destruido, y Andy es ahora un adolescente a punto de ingresar a una academia militar. Mientra tanto, el codicioso presidente de la una empresa de juguetes decide volver a fabricar a los muñecos "Buen Chico". Pero los restos de Chucky se filtran accidentalmente en la fabricación del primer muñeco, y con ellos, el espíritu del muñeco diabólico vuelve, decidido a finalmente vengarse de Andy.

Tan solo un año después de esa más que digna segunda parte que mantenía bien en alto lo conseguido en la primera, se estrenó esta tercera entrega de la saga de Chucky, que baja considerablemente el nivel alcanzado por sus predecesoras y casi hunde por completo la carrera cinematográfica del muñeco asesino.

Por suerte eso no pasó y la divertidísima "La Novia De Chucky" lo hizo resurgir un par de años después, elevándolo nuevamente a la altura de los mejores asesinos en serie, aunque no borrando esta truncada secuela.
Cuando un slasher llega a su tercera entrega, es normal que comience a repetirse prácticamente en todos los aspectos y todo el peso recaiga sobre su asesino que nunca decepciona, y eso es lo que justamente acá pasa, todo se vuelve monótono y repetitivo careciendo de toda novedad.

El tema es que a eso le tenemos que sumar el enorme error que es todo el guión en sí, es una estupidez saltear argumentalmente ocho años y presentarnos a un Andy interpretado obviamente por otro actor, y en una versión totalmente insoportable que te obligan a ponerte del lado de Chucky deseando que finalmente lo mate.
Los demás personajes son igual de insoportables que él, aunque por lo menos tenemos el placer de ver como el muñeco diabólico se encarga de alguno de ellos, brindándoles una horrible muerte, que demás esta decir que es más que merecida.

Esta tercera parte es la entrega más floja de toda la genial saga de Chucky, incluso más floja que la denostada "El Hijo De Chucky", pero a pesar de sus tantos errores y de casi terminar con la carrera del muñeco, es innegable también que es un slasher muy disfrutable que funciona en cierto modo gracias a su macabro y carismático asesino.

6.2/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada