domingo, 1 de septiembre de 2013

Monster (2003)

Lee, una prostituta con una infancia plagada de abusos sexuales, conoce en un bar gay a Selby, una joven que fue enviada por sus padres a vivir con sus tíos para combatir su homosexualidad. Las dos mujeres se enamoran perdidamente y con el tiempo se vuelven amantes. Incapaz de conseguir un trabajo digno, Aileen continúa dedicándose a la prostitución para así mantener a Selby y darle todo lo que ella le pide. Cuando uno de sus clientes abusa sexualmente de ella, Aileen lo mata en defensa propia, iniciando a partir de ese momento una trágica serie de asesinatos.

Dentro de la historia criminal americana compuesta en su mayoría por hombres, hay una pequeña pero existente parte que les pertenece a las mujeres; mujeres que asesinaron personas por diferentes causas y razones, siendo condenadas como cualquier hombre más y haciendo su macabro aporte al archivo de crímenes americanos.

Una de las asesinas más famosas mediáticamente y cuya historia sigue siendo recordada incluso hoy en día es la de Aileen Wuornos, una prostituta abusada desde su infancia por diferentes hombres, maltratada y también abusada por sus clientes, que fue durante toda su vida una criminal, pero que recién comenzó su carrera homicida a comienzos de la década de los 90 al asesinar a siete hombres.
Por ese motivo, Aileen fue condenada a la pena de muerte y después de pasar 12 años en prisión, en el 2002 fue ejecutada por una inyección letal, convirtiéndose en la segunda mujer ejecutada en el estado de Florida.

Pero antes de morir, "Lee" vendió los derechos de su historia para hacer una adaptación cinematográfica contando su vida, y aunque no tuvo tiempo en la tierra para verla, en el 2003 se estrenó su aclamada película titulada "Monster".

Monster como todos podemos saber incluso sin la necesidad de entender inglés, se traduce al español como monstruo, y ese es justamente el lado que se nos quiere mostrar con este film; pero no el monstruo que Aileen fue por matar a siete hombres, sino el monstruo en que ella se convirtió a causa de una vida de maltratos, abusos y falta de oportunidades, que la llevaron progresivamente a convertirse -valga la redundancia- en un monstruo.
Por ese lado, es un acierto que tiene la directora de no juzgar lo que la prostituta hizo y más bien mostrar por qué motivo llegó hasta una instancia tan límite como la es el quitarle la vida a otra persona. Acto que dicho sea de paso no tiene justificación, pero que en casos como este puede llegar a ser entendido considerando las circunstancias en las que todo sucedió.

Consolidándose como un sólido drama biográfico, tan duro y difícil de ver como su historia lo amerita, el principal mérito de la tremenda efectividad que la película tiene es gracias a la sobrehumana actuación de Charlize Theron, lo que la actriz hace es impresionante en todo el sentido de la palabra, no sólo físicamente que resulta impactante la transformación exacta que logró con Aileen, sino también con una interpretación desgarradora y tan poderosa que logra hacerte creer que estas viendo a la verdadera Wuornos representando ella misma su vida.
"Monster" es un film que nos sirve para conocer la vida y los crímenes de una de las asesinas en serie más estigmáticas de la historia del crimen americano, que sin dudas merecía pasar el resto de su existencia dentro de una cárcel o de un hospital psiquiátrico, pero no morir bajo la aguja de una inyección letal simplemente por un régimen machista que no tuvo en cuenta los hechos que la llevaron a convertirse en el monstruo que fue.

8.2/10

2 comentarios:

  1. no estoy de acuerdo,quien le quita la vida a una persona no merece vivir.ningun ser humano es dios para quitarle la vida a un inocente.esta mujer asesino sin piedad a muchos hombres y lo justo fue que pague con su vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generalmente estaría de acuerdo con lo que decís respecto al castigo que se merece un asesino,pero creo que este es un caso especial por muchos motivos.

      Primero que nada estamos ante una persona que no estaba bien mentalmente,y que si la justicia hubiera funcionado como tenía que hacerlo,hubiera sido encerrada en un sanatorio mental del estado desde incluso antes que cometiera los crímenes.

      Segundo y como dije en la crítica-sin querer justificarla- ninguna de sus víctimas fueron precisamente personas inocentes,nada justifica el asesinato (a excepción del primero que fue en defensa propia) pero tampoco se justifica que miles de presos que cometieron peores crímenes y que están mentalmente sanos,sean mantenidos con vida en la cárcel durante años y a Aileen se la haya ejecutado por culpa de un sistema machista que tomo una medida tan extremista como esta cuando claramente,el destino de ella era terminar el resto de sus días encerrada pagando por sus delitos,pero en un neuropsiquiatrico y no muerta como terminó.

      Eliminar