domingo, 23 de agosto de 2015

Séptimo (2013)

Sebastián juega con sus dos hijos una carrera por el edificio para ver quién llega más rápido a la calle desde el séptimo piso. Pero cuando él baja, los minutos pasan y los chicos no aparecen. Desesperado, Sebastián comienza una frenética búsqueda por todo el edificio para encontrarlos.

Naciendo de una coproducción entre Argentina y España, "Séptimo" es un thriller bien inflado pero que se pincha con su desenlace.

Iniciando con un prometedor comienzo, el director no tarda mucho en presentarnos la situación de conflicto y en apenas minutos ya tenemos planteado el asunto sobre el que girarán los hechos y los personajes.
La desaparición de los chicos se convierte en dicho conflicto, y el abogado interpretado por -un siempre convincente- Ricardo Darín, funciona como ese protagonista necesario para que el público se involucre de lleno en al historia sintiendo su desesperación.

Lamentablemente y pese a mantener el misterio durante más de la primera mitad de su desarrollo, el film se resuelve absurdamente rápido, de una manera poco convincente y dejando muchos cabos sin atar.
Siendo imposible pasar por alto dichos cabos sueltos cuya no resolución roza lo grosero, "Séptimo" se transforma por ese cierre en un thriller tan bien construido inicialmente como pésimamente resuelto al final.

6.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada