jueves, 17 de mayo de 2018

Deadpool 2 (2018)

Luego de una tragedia personal que lo deja emocionalmente devastado, Wade Wilson trata de encontrar motivaciones para seguir siendo un superhéroe. Cuando un problemático joven mutante es perseguido por un viajero en el tiempo llamado Cable que quiere matarlo, Wade decide protegerlo y formar un equipo de poderosos mutantes para enfrentarlo.

Rompiendo los esquemas del cine de superhéroes, reivindicando un personaje que sufrió una desastrosa adaptación hace unos años y convirtiendo al mercenario de la gran boca en un emblema del cine, "Deadpool" fue un descomunal éxito de taquilla que inició (esta vez de verdad) el camino de Wade Wilson en la gran pantalla.

No iba a pasar mucho tiempo para que su secuela sea una realidad y después de la brutal "Logan" la cual consiguió clasificación R gracias al antecedente de su compañero mutante, Fox estrenó este año "Deadpool 2".
Sin el factor sorpresa que tenía su predecesora, esta segunda parte repite la misma fórmula, magnifica las cosas que más gustaron de aquella iniciadora y consigue suplir las carencias con diversión y violencia en grandes cantidades.

Es cierto que no tenemos una historia muy elaborada que digamos, de hecho, todo se resume a Deadpool tratando de proteger a un mutante adolescente mientras Cable intenta asesinarlo y en el camino se termina formando el llamado X-Force.
Aunque lejos de resultar un problema permite un mayor lucimiento de los personajes, además de la creación de situaciones desopilantes cruzando límites poco comunes de trascender en una producción de este estilo.

Esto garantiza varias cosas: brutalidad y sangre en dosis mayores a las esperadas, geniales rupturas de la cuarta pared e invaluables referencias hacia la cultura popular y el cine de superhéroes las cuales despertarán varios aplausos espontáneos.
Moviéndose con una comodidad e irreverencia propias del mercenario bocón, Ryan Reynolds demuestra que nació para interpretar a este personaje y se gana el cielo cinematográfico con esas escenas post-créditos dignas de inventar una nueva categoría en los Oscar para ganarla gracias a ellas.

Las nuevas incorporaciones también son un acierto: Josh Brolin entrega un Cable que parece salido de otra película por la excesiva seriedad, pero se complementa a la perfección con el humor desfasado de Deadpool, con el cual forma una dupla que promete y mucho. Zazie Beetz podríamos decir es la revelación del film y es que su Domino tiene encanto de sobra, una arrebatadora personalidad y un poder (el de la suerte) que genera situaciones de absoluta creatividad.
Entregándole al mercenario bocón una secuela repleta de diversión y brutalidad que lo reafirma como el antihéroe favorito del momento, "Deadpool 2" es una película que amarán quienes disfrutaron con la primera ya que conserva esa desvergonzada genialidad que hace tan apreciable al personaje de Ryan Reynolds.

9.3/10

3 comentarios:

  1. Me reí a carcajadas y por ello es una película que no puedo dejar de recomendar, le falto un poco de la chispa de la primera parte pero suma aportaciones personales de domino y cable. Ryan es el mejor de los mejores. Película propia para la X-force!

    ResponderEliminar
  2. a mi me gusto mas que la anterior ya que es mas divertida que ella y pierde menos tiempo presentando al personaje que ahora ya lo conocemos.me gusto ver a otro jugernaut que es mejor que el que salio en x-men decision final.
    espero que sigan haciendo peliculas de deadpool que son mejores que todas las de marvel y dc.

    ResponderEliminar
  3. Infinity War será la película de superhéroes del año sin duda, pero Deadpool 2 es la más divertida.

    ResponderEliminar