domingo, 26 de abril de 2015

The Room (2003)

Johnny, un hombre muy querido por sus amigos gracias a su extrema nobleza, lleva una vida equilibrada con un buen trabajo y viviendo con su novia Lisa, con la que planea casarse a la brevedad. Sin embargo, Johnny desconoce un asunto que podría terminar con su perfecta vida: Lisa está aburrida de él y además de no querer casarse, inicia un romance con su mejor amigo Mark.

Convertida en todo un peculiar suceso gracias a la viralización que tuvo en Internet, "The Room" es una película que tiene bien ganado el título de ser considerada una de las peores de la historia.

Resulta todo un enigma intentar pensar qué fue lo que quiso hacer el ininputable Tommy Wiseau con su "obra maestra", se podría decir que -aunque sea difícil de creer- estamos ante un drama, que se transforma en una insólita comedia tan pero tan mala que resulta terriblemente graciosa.
Es así como nos encontramos ante una galería de increíbles -en el peor sentido de la palabra- personajes donde tenemos a Johnny, interpretado por el propio Tommy Wiseau que parece recién lobotomizado y se gana el derecho de ser considerado uno de los peores "actores" alguna vez existentes, además de secundarios como la novia infiel y aburrida, el mejor amigo que sufre preocupantes cambios de humor que ni él entiende, la suegra que le da una "notable" importancia a su cáncer de mamas, sin olvidar al "hijo adoptivo" de Johnny que a pesar de parecer completamente asexual, tiene cierta predilección por los tríos.

Con estos personajes que no podrían haber sido creados ni por un escritor de renombre, se construyen secuencias que resultan imposibles de olvidar, entre las que tenemos las escenas de sexo copiadas de una porno de bajo presupuesto y musicalizadas a la altura, las conversaciones incoherentes sobre mujeres entre Tommy y el traidor de Mark, los cientos de "Hi" que Tommy pronuncia incluso cuando tiene una crisis nerviosa y se repone en segundos para saludar a cualquiera que llega, sin olvidar ese intenso final donde Tommy Wiseau brinda una clase "magistral" de actuación.
Teniendo en cuenta esta mezcla de desastrosos elementos que unidos conforman la que probablemente sea una de las peores películas alguna vez hechas, "The Room" es un aborto cinematográfico sin precedentes, pero que justamente por ese motivo, nadie debería privarse de verla para horrorizarse/morirse de la risa con este memorable ¿drama?

4.4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada