viernes, 21 de agosto de 2015

Mortal Kombat: Aniquilación (1997)

Al perder el torneo de artes marciales que decidió el destino del mundo, Shao Kahn está decidido a imponer su reinado del mal a través de sus poderosos guerreros. Dispuestos a impedir nuevamente sus planes, Liu Kang, Sonya, Kitana y los demás guerreros del bien batallarán por el destino de la Tierra.

A raíz del moderado éxito económico que tuvo la primera adaptación del emblemático juego de los noventa "Mortal Kombat", su secuela llegó dos años después para continuar con los combates mortales.

Más allá de que lejos estaba de ser una película buena y carecía de la brutalidad que caracteriza al videojuego, la primera parte al menos era entretenida, respetaba el aspecto físico de sus personajes y tenía varias peleas bien coreografiadas.
"Mortal Kombat: Annihilation", como su nombre bien lo dice, es una auténtica aniquilación que acaba con todo lo bueno de su predecesora y es un contundente insulto al juego.

A una historia absurda que jamás tiene sentido, podemos agregarle unas actuaciones penosas, unos efectos especiales dignos de una producción de Syfy (y eso que el film costó 30 millones de dólares), y unas peleas lamentables que parecen (mal) copiadas de "Power Rangers".
Intentando salvarla de la hoguera cinematográfica, al menos se puede rescatar que "Mortal Kombat: Annihilation" es tan ridícula que -sin quererlo- resulta graciosa, aunque esto no es suficiente para borrar el hecho de la auténtica masacre que se hace de uno de los videojuegos más estigmáticos de los años 90.

4.4/10

1 comentario:

  1. por dios!!que pedaso de basura gigantesco!!jamas vi alfgo tan malo como esto y eso qeu e visto basura en cantidades

    ResponderEliminar