jueves, 6 de agosto de 2015

Pixeles (2015)

Tomando las imágenes de los videojuegos como una declaración de guerra por parte de los humanos, los extraterrestres deciden atacar el planeta utilizando a los personajes de los juegos como su arma principal. Teniendo el destino del mundo en sus manos, el Presidente Will Cooper reúne a un equipo de gamers profesionales de los años 80, entre los que se destaca su amigo Sam Brenner, para combatir a los videjuegos y evitar la destrucción total.

Adaptando a la gran pantalla un ingenioso cortometraje francés del 2010, "Pixels" es una superproducción que nos trae una de las invasiones extraterrestres más curiosos alguna vez hechas: la de unos videojuegos ochenteros.

Destrozada por la crítica y decepcionando en la taquilla con unos números muy alejados a los que se esperaban, el motivo por el cual la película corrió esa suerte tiene nombre y apellido: Adam Sandler.
Al estar protagonizada por él y hecha en gran parte para su lucimiento, por un lado nos encontramos con una comedia típica y como cualquier otra de este actor, que hace reír pero a su vez no causa gracia, demostrando que Sandler claramente ya perdió la efectividad que tuvo hasta hace un par de años.

Sin embargo y así como su protagonista representa -junto con sus amigos- el mayor error de la historia, en la cara contraria nos encontramos con la razón que le da validez al film y lo que todos esperábamos ver: los videojuegos.
Todas y cada una de las secuencias arcade son fantásticas, los efectos especiales son de primera y el factor nostalgia influye mucho para revalorizarlas.

Simplemente por la secuencia del Pacman gigante destruyendo la ciudad y persiguiendo a los autos que ofician como los fantasmas, se pueden perdonar muchos de los errores que el film presenta y que tiene un clímax final igual de genial como la escena anteriormente mencionada.
Haciendo un balance generalizado de los pros y lo contras que tenemos, "Pixels" se queda en un nivel intermedio que obliga a que cada uno la vea para sacar sus propias conclusiones acerca de ella, y posteriormente decidir si condenarla por ser una comedia más de Adam Sandler o salvarla por ser una espectacular superproducción que nos trae a estigmáticos videojuegos que todos conocemos, como extraterrestres que quieren pixelar la Tierra.

6.3/10

2 comentarios:

  1. Lo siento, realmente queria que me gustase pero adam sandler arruina todo lo que hace, lo odio!!

    ResponderEliminar