jueves, 24 de septiembre de 2015

Everest (2015)

Dos grupos de alpinistas se embarcan en la aventura de sus vidas: escalar el Monte Everest. Dispuestos a llegar a la cima, el grupo liderado por el guía Rob Hall emprende el peligroso camino, sin embargo, una repentina tormenta pondrá en riesgo su expedición y sus vidas.

Con sus 8.448 metros de altura, el Everest es considerada la montaña más alta del mundo, y una de las favoritas para los expedicionistas ansiosos de vivir una experiencia extrema.

Pero así como muchos alpinistas lograron llegar a la cima, muchos otros murieron tratando de escalarla a lo largo del tiempo, y en 1996 se desató la peor tragedia arriba de dicha montaña, cuando ocho personas fallecieron en una fallida expedición.
Abordando esos hechos ocurridos hace casi 20 años atrás, "Everest" es una película, que más que como una película, se la puede vivir como una impactante experiencia necesaria de vivir en el cine.

Esto es gracias a la hermosa fotografía que tiene y la eficaz utilización del 3-D, que literalmente te hacen sentir que estás arriba de la montaña, sufriendo a la par de los alpinistas.
Sufrimiento que se potencia más considerando que lo que vemos está basado en hechos reales, que los personajes (más allá de estereotipados) son lo suficientemente agradables como para poder involucrarse con ellos y que las escenas de peligro/muerte están rodadas con una total tensión e impecabilidad visual.

Expuestas sus virtudes, hay que decir también que el film tiene ciertos puntos débiles (más que nada desde lo argumental y a causa de su necesario pero pausado ritmo), y pese a tener un elenco de primera categoría y todos cumplir decentemente, la mayoría se desaprovecha al caer el mayor peso sobre Jason Clarke, quien al ser el protagonista principal, es el único que realmente puede lucirse.
Trascendiendo el aspecto cinematográfico para definirse como una experiencia digna de ser vivida/sufrida en la gran pantalla, "Everest" es una película visualmente perfecta, que justifica el valor de su entrada a través de sus imponentes escenarios y su más que efectivo 3-D.

8.0/10

1 comentario:

  1. No me convencio la historia, pero los paisajes montañosos son un regalo para la vista.

    ResponderEliminar