domingo, 14 de abril de 2013

Campamento Sangriento (2000)

Después de estar cerrado durante un largo tiempo, el campamento Placid Pines reabre sus puertas. A menos de una semana para que los nuevos campistas lleguen, los monitores arriban antes para finalizar con todos los preparativos. Pero en el lugar prevalece la leyenda de Trevor Moorhouse, quien accidentalmente murió asesinado en medio de un juego, y desde entonces ronda el campamento en busca de nuevas víctimas.

Gracias (y muchas veces por culpa) al enorme impacto que "Viernes 13" tuvo dentro del género del terror, los slashers ambientados en un campamento se volvieron algo totalmente típico de ver y de vez en cuando aparece alguna producción imitando la idea instalada en los años 80.

Esta desastrosa película llamada "Bloody Murder", es una de esas tantas imitaciones, que sin dudas tiene el mérito de ser una de las peores (o la peor) que se ha hecho hasta el momento.
Que es una copia barata de "Viernes 13" todos lo sabemos desde el póster, y si se hubiera hecho bien sería una detalle que se podría haber perdonado, pero el tema es que es un plagio tan desvergonzado que ni siquiera se lo trata de disimular, e incluso hasta el asesino es una imitación sin gracia de Jason con un nombre prácticamente idéntico.

Y fuera de eso tampoco hay nada para salvar, la historia es penosa, las actuaciones son todavía peores, los asesinatos están hechos con tan pocas ganas que dan risa, y el final es tan o más estúpido de lo que se veía venir.
"Bloody Murder" es una copia económica y sin identidad del exitoso slasher de 1980, que la verdad no tiene prácticamente nada salvable y que se queda como lo descripto anteriormente: un plagio patético que no hace otra cosa más que dar pena.

1.9/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada