sábado, 14 de junio de 2014

Shocker: 100.000 Voltios De Terror (1989)

Después de asesinar decenas de personas, el despiadado asesino Horace Pinker es capturado por la policía. Condenado por sus crímenes, Pinker es ejecutado en la silla eléctrica, pero un pacto con el diablo lo transforma en una letal entidad capaz de poseer a las personas para continuar su escalada de asesinatos.

Entre sus obras menos reconocidas, Wes Craven tiene una variada cantidad de películas que -a pesar de no alcanzar el éxito de "A Nightmare On Elm Street" o "Scream"- mantienen su particular encanto sobreponiéndose al paso del tiempo.
"Shocker" es una de ellas, y aunque el terror es casi inexistente y opta por un extravagante humor negro, sale adelante gracias a una premisa original ejecutada con relativa efectividad.

El asesino no es precisamente inolvidable como Freddy Krueger o Ghostface, pero tiene un sentido del humor retorcido que garantiza un par de momentos curiosamente graciosos.
Aunque sea únicamente por ese bizarra secuencia del asesino y la víctima peleando por los canales de televisión a través de programas y películas, "Shocker" es una producción menor de Wes Craven pero con suficiente personalidad para descubrirla.

6.8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada