sábado, 12 de marzo de 2016

Invasión (1997)

Siglo XXIII. El servicio militar dura dos años y los estudiantes que lo hacen tiene como objetivo convertirse en ciudadanos, obteniendo así diversos derechos y estatus que el resto de la población no tiene. Dispuesto a viajar al planeta Klendathu para vengar la muerte de sus padres fallecidos a causa de un meteorito enviado por los insectos gigantes, Johnny Rico y su equipo enfrentarán a los letales monstruos buscando evitar la aniquilación de la humanidad.

Así como lo hizo en el 87 a través de "RoboCop" o en el 90 con "Total Recall", Paul Verhoeven dirigió en el 97 esta brutal (en todo el sentido de la palabra) crítica social llamada "Starship Troopers".
Centrándose en construir una ácida y potente propaganda antibelicista, el director logra un film de ciencia ficción con un presupuesto millonario, pero con un alma digna de la serie B más representativa.

A la punzante crítica social (exagerada para hacerla más evidente), otros detalles característicos del cine de Verhoeven se destacan como los puntos más fuertes de la película: la violencia explícita y esos insólitos comerciales llenos de humor negro.
Tampoco falta la acción, y las batallas entre los soldados y los insectos gigantes están sostenidas por unos efectos especiales de primera, creando varias secuencias visualmente espectaculares.

Por el lado negativo, hay detalles como la excesiva duración o los desastrosos actores que juegan en contra, sin olvidar también el típico triángulo amoroso que, por más paródico que sea, llega a ser molesto.
Convertida en una de las superproducciones más bizarras, brutales y a su vez entretenidas de los años 90, "Starship Troopers" es una película que sólo Paul Verhoeven pudo haber hecho, utilizando insectos gigantes y soldados estúpidamente patrióticos para realizar una cortante crítica antibelicista.

7.7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada