domingo, 12 de abril de 2015

Cuernos (2013)

Cuando su novia muere en extrañas circunstancias, Ig Perrish es considerado como el sospechoso principal del crimen. Al cumplirse un año del asesinato, Ig pasa la noche emborrachándose y a la mañana siguiente se despierta con algo más que un fuerte dolor de cabeza: dos cuernos emergen de su frente dándole un macabro poder que no dudará en utilizar para descubrir al asesino de su novia.

Dejando de lado los remakes de películas antiguas que lo hicieron triunfar en Hollywood, el director francés Alexandre Aja brinda una historia original (aunque adaptada de una novela) con esta interesante aunque contenida "Horns".

Como se puede leer a simple vista, el argumento del film es más que atractivo al igual que también esa mezcla de géneros que se aplica, oscilando constantemente entre el terror, la comedia negra y el romance.
Este último es el punto débil de “Horns”, es entendible que se le dé un importante espacio para su desarrollo ya que es la base sobre la que todo se construye, el tema es que los -innecesarios- flashbacks por los que está contado, lo vuelve azucarado por demás, atentando contra esa esencia desquiciada que el film despierta.

Justamente ahí radica la cara contraria y lo mejor que tiene la película, cuando el protagonista obtiene sus cuernos y comienza la búsqueda del asesino con la ventaja/desventaja de sacar la parte oscura de los seres humanos, asistimos ante un espectáculo de comedia negra divertidísimo, con situaciones delirantes como la pelea de los reporteros.
Si el director hubiera optado por llevar la historia por ese lado sin hacer tanto hincapié en los azucarados momentos románticos, “Horns” probablemente tendría el estatus de ser un film de culto ya que tenía todo para serlo, lamentablemente al decantarse por hacerlo más comercial, Alexandre Aja dejó pasar una valiosa oportunidad.

6.0/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada