lunes, 14 de marzo de 2016

Splice: Experimento Mortal (2009)

Clive y Elsa son dos respetados científicos que se destacan dentro del campo de la ingeniería genética. Enfocados en crear vida, la pareja lleva sus experimentos más allá de lo permitido combinándolos con ADN humano, y logra como resultado un fascinante ser al que llaman Dren.

Crear una nueva vida, jugar a ser Dios. Tema tan apasionante como controversial si los hay, y que da lugar a un amplio debate con posturas tan firmes como diferentes.

Así como "Frankenstein" instaló el asunto dentro del terreno cinematográfico, "Re-Animator" lo descomprimió haciéndolo más gracioso (y grotesco), y "Splice" manejó una mezcla de estos dos estilos para contar una historia sin profundidad científica pero extremadamente retorcida.
Dejando en un segundo plano el debate acerca de la creación de vida, el director Vincenzo Natoli prefiere mostrar el desarrollo del ser nacido a partir del experimento y las posteriores consecuencias que esto trae.

Con un trabajo de maquillaje de primera, las etapas del crecimiento de la criatura se representan con el mayor realismo posible, aunque el impacto viene por el lado psicológico de ella y eso da lugar a una de las secuencias sexuales más enfermizas alguna vez hechas.
Independientemente de sus fallas y de la escasa profundidad científica, "Splice" es una atrevida película injustamente infravalorada y que destaca dentro del terreno retorcido en el que se construye.

7.4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada